El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Instituto Cervantes de Tokio

Blog sobre nuestros cursos de español y las actividades culturales

El infinito en la palma de la mano, de Gioconda Belli

Una de las ediciones de El infinito en la Palma de la manoEl club de lectura del sábado 9 de marzo está dedicado a la novela más conocida de Gioconda BelliEl infinito en la palma de la mano, en la que la autora nicaragüense narra el proceso de descubrimiento y aprendizaje por el que atraviesan dos personajes bien conocidos de todos, Adán y Eva.

Probablemente, la primera dificultad a la que se enfrenta Belli al relatar esta aventura, desde el último día de sus protagonistas en el jardín del Edén hasta la muerte violenta del menor de sus hijos varones, sea la de hacerlo sin caer en el tópico y lo previsible de una peripecia tantas veces contada.

Gioconda Belli supera este obstáculo sin poner en duda ninguna de las premisas establecidas en el relato bíblico (Eva nace, por ejemplo, de la costilla de Adán) y lo consigue además dotando a su narración de un equilibrio perfecto entre los dos personajes principales: los dos son igualmente ingenuos, vulnerables, poderosos, inteligentes, sensibles… ¿acaso también igualmente culpables?

¿Es culpable Eva por atreverse a comer del fruto prohibido?, ¿lo es Adán?, ¿es culpable la serpiente como inductora?, ¿tenía alguno de ellos a su alcance una alternativa real a la desobediencia?, ¿eran libres de elegir Adán y Eva antes de comer del fruto prohibido?, ¿lo son después? ¿Cuáles son las verdaderas intenciones de Elokim al ponerlos frente a una prueba semejante?

Son muchas las preguntas que podemos plantearnos frente a esta historia, una vez que dejamos de lado su carácter sagrado y nos centramos en su vertiente más humana, más problemática. En definitiva: más literaria.

Porque el relato de Gioconda Belli es precisamente eso: pura literatura, rica prosa ribeteada de delicados momentos poéticos en los que sus personajes, y nosotros con ellos, descubrimos por primera vez lo que es el miedo, el dolor, la noche, la soledad, la incertidumbre, el frío… y finalmente la muerte. Pero también descubrimos el placer, el amor, la belleza…

Cabe pensar si esto último compensa lo anterior, o si, por el contrario, habría sido mejor permanecer en el Edén. Eso sí: con los ojos cerrados. Adán y Eva se lo plantean varias veces a lo largo de la historia. Nosotros, «descendientes» de ellos al fin y al cabo,  también nos lo plantearemos el sábado, a partir de las 10:30 de la mañana, en un lugar, por lo demás, muy parecido al paraíso: la Biblioteca Federico García Lorca del Instituto Cervantes de Tokio. Todavía estás a tiempo de hacer tu reserva.

Lecturas programadas para el primer y segundo cuatrimestre de 2019:

(Sábados a las 10:30)

La reserva se abre un mes antes de cada actividad

  • 9 de marzo: El infinito en la palma de la mano, Gioconda Belli. (Reserva ahora)
  • 13 de abril: Las manos pequeñas, Andrés Barba.
  • 11 de mayo: «Sobre el piélago» (cuento), de Rosa Chacel.
  • 8 de junio: El hablador (novela), de Mario Vargas Llosa.
  • 20 de julio: La casa de Mango Street (novela), de Sandra Cisneros.

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

La fiebre amarilla, de Luisa Castro, en nuestro club de lectura

LaFiebreAmarillaLa fiebre amarilla es la segunda novela de Luisa Castro, publicada en 1994, cuando la autora, jovencísima, contaba únicamente 28 años de edad. Para entonces, sin embargo, Castro ya había ganado el Premio de Poesía Hiperión con Los versos del eunuco, el Premio Rey Juan Carlos I con Los hábitos del artillero, y había sido finalista del Premio Herralde de novela con El somier, obra publicada en 1990. Tres premios de mucho prestigio. Nada mal para comenzar.

La fiebre amarilla es además una novela, en cierto modo, compleja. Quien nos la narra no lo hace de una manera lineal, sino que va y viene, del pasado al presente y del presente al pasado, dando constantes saltos en el tiempo, introduciendo en cada capítulo nuevos matices, nuevos datos que nos van desvelando poco a poco la verdadera naturaleza de sus misteriosos personajes.

Es fácil a veces confundir pasado y presente en la narración, del mismo modo que es complicado en ocasiones distinguir a los vivos de los muertos. El lector se verá inmerso, en momentos puntuales, en la misma confusión en la que parece encontrarse Virginia, pues es a través de sus ojos como conocemos a casi todos los personajes que pueblan Cuatro Calles.

Cuatro Calles tiene algo de «Comala gallego» (el Comala de Rulfo, claro está, no el Comala real). Un lugar del que casi todos los vivos quieren salir y al que parece que los muertos se empeñan en regresar: Ladislao, Jesús Legazpi… ¿están muertos los dos?, ¿está vivo el médico Don Pablo?, ¿lo está el cura, y Juana, y Francisco Pena? Al menos para el cura, Francisco, el marido de Virginia, está muerto (es un alma en pena, como sugiere su apellido) y en cierto modo para Virginia también lo está.

¿Son todas estas confusiones obra de la enfermedad de Virginia, de su agonía, del cáncer, o de la fiebre amarilla? ¿Serán acaso obra del diablo que nos observa desde las paredes del cuarto de Virginia, en perpetua pelea con el Cristo (Jesús, como Jesús Legazpi)?, ¿ha regresado Jesús para salvar a su hija, o para condenarla?, ¿es Legazpi un santo o es la encarnación del diablo?

En fin, no desvelaremos aquí ningún misterio. Pero como se ve, la historia que nos ofrece Luisa Castro nos brinda elementos de sobra para el análisis, la conversación, el debate… ¡Todavía estás a tiempo de participar! Te esperamos mañana sábado, como siempre, a las 10:30.

Lecturas programadas para el primer cuatrimestre de 2019:

(Sábados a las 10:30)

La reserva se abre un mes antes de cada actividad

19 de enero: Yo solo sé que te vas, yo solo sé que me quedo, Tomás Urtusástegui.

2 de febrero: La fiebre amarilla, Luisa Castro. (Reserva ahora)

9 de marzo: El infinito en la palma de la mano, Gioconda Belli.

13 de abril: Las manos pequeñas, Andrés Barba.

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

Yo solo sé que te vas… de Tomás Urtusástegui

UrtusasteguiNuestro querido profesor Kenzi es un apasionado de la literatura. Más aún del teatro, si cabe… y más aún, ya puestos a delimitar su interés, del teatro que se hace en México.

Fue él y su interés quien nos puso en contacto con uno de los maestros del arte dramático que se escribe en América, Tomás Urtusástegui, uno de los más representados, uno de los más laureados, uno de los más veteranos también. Este año de 2019, Don Tomás cumplirá 85 primaveras.

El maestro Urtusástegui, tras la llamada de nuestro compañero Kenzi, tuvo la amabilidad de hacernos llegar sus obras en formato digital a través de correo, desde ciudad de México, y nos concedió permiso para que pudiéramos utilizar una de ellas, Yo solo sé que te vas, yo solo sé que me quedo para hacérsela llegar a nuestros amigos del club de lectura, de modo que la pudiéramos comentar en una de las sesiones de 2019.

De este modo, gracias a la generosidad de su autor, comenzamos el año de la misma forma que terminamos 2018, con teatro del bueno. Si la obra de Mayorga (Animales nocturnos) nos hizo reflexionar acerca de las relaciones de pareja, del problema de la inmigración, de la libertad, el poder de manipulación y el deseo, la obra de Urtusástegui, a buen seguro, nos ofrecerá una estupenda base de partida para plantearnos cuestiones en torno a las relaciones de padres e hijos, la vejez, la soledad…

Yo solo sé que te vas, yo solo sé que me quedo nos ofrece una conversación entre madre e hija en dos actos más un epílogo. Una conversación repleta de recuerdos y rencores, de amor y desamor. Pero lo curioso y radicalmente moderno es que, como ya hiciera en su día Cide Hamete Benengeli, el «verdadero» autor del Quijote, Tomás Urtusástegui apela al lector-espectador para que sea él quien decida, en agradable conversación con las actrices que representan la obra, cuál debe ser el sentido final de la historia.

Juzguen ustedes queridos lectores: ¿debería la madre ceder a las pretensiones de la hija y marcharse a un asilo?, ¿debería ser la hija la que cediera y permitiera a su madre permanecer en la casa hasta su muerte? Mañana, día 19, a partir de las 10:30h, en la biblioteca del Instituto Cervantes, conoceremos el veredicto del jurado. ¿Quieres participar?

Lecturas programadas para el primer cuatrimestre de 2019:

(Sábados a las 10:30)

La reserva se abre un mes antes de cada actividad

19 de enero: Yo solo sé que te vas, yo solo sé que me quedo, Tomás Urtusástegui.

2 de febrero: La fiebre amarilla, Luisa Castro.

9 de marzo: El infinito en la palma de la mano, Gioconda Belli.

13 de abril: Las manos pequeñas, Andrés Barba.

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

El español en el mundo 2018

El 11 de diciembre de 2018 en Noticias por | Sin comentarios

Anuario2018Más de 577 millones de personas hablan español en el mundo, de los cuales 480 millones lo tienen como lengua materna. El 7,6 % de la población mundial es hoy hispanohablante. Casi 22 millones de personas lo estudian en 107 países. El español es, además, la tercera lengua más utilizada en internet y el idioma extranjero más estudiado en Estados Unidos.

Son algunos de los datos más relevantes que recoge el anuario «El español en el mundo 2018» del Instituto Cervantes, que el día 27 de noviembre presentaron su director, Luis García Montero; la secretaria general, Carmen Noguero; el director académico, Richard Bueno, y el catedrático David Fernández Vítores, autor de un riguroso estudio sobre la situación de la lengua incluido en la publicación.

El anuario 2018 analiza la situación actual del español y su proyección de futuro. Un dato relevante es que hoy el 7,6 % de la población mundial es hispanohablante, y aumentará una décima (al 7,7 %) en el año 2050. Pero en 2100 bajará al 6,6 % debido al descenso de habitantes de Hispanoamérica frente a la explosión demográfica en varios países africanos, entre otros factores.

Previsiones como estas, insistió García Montero, obligan al Cervantes a reflexionar sobre el rumbo a seguir: ¿debemos seguir compitiendo por aumentar el número y porcentaje de hispanohablantes? Quizá nos interese, explicó, «acentuar los aspectos culturales, convertir el español en una lengua de comunicación internacional y de ciencia, y usar la cultura para consolidar una conciencia iberoamericana».

El director académico, Richard Bueno, expuso la estructura del anuario 2018, de 386 páginas divididas en cuatro bloques. El primero, «El español: una lengua viva. Informe 2018», elaborado por el investigador y profesor de la Universidad de Alcalá David Fernández Vítores, destaca los siguientes datos actualizados:

  •  El español es la segunda lengua materna del mundo por número de hablantes, solo por detrás del chino mandarín.
  • También es la segunda lengua en el cómputo global de hablantes (dominio nativo + competencia limitada + estudiantes de español).
  • Más de 21 millones de alumnos estudian español como lengua extranjera en 2018.
  • El interés por aprender español es especialmente relevante en los dos principales países anglófonos: Estados Unidos y el Reino Unido.
  • En Estados Unidos, el español es el idioma más estudiado en todos los niveles de enseñanza.
  • En el Reino Unido, el español es percibido como la lengua más importante para el futuro.
  • La contribución del conjunto de los países hispanohablantes al PIB (Producto Interior Bruto) mundial es del 6,9 %.
  • El español es la tercera lengua más utilizada en la Red después del inglés y del chino.
  • Es la segunda lengua más utilizada en Wikipedia, Facebook y Twitter.
  • La participación de los países hispanohablantes en la producción científica mundial ha experimentado un crecimiento constante desde 1996.
  • La proyección internacional de la literatura, la música o la pintura hispanas supera ampliamente la que tiene en el ámbito de la ciencia.
  • España es el tercer país exportador de libros del mundo, después del Reino Unido y Estados Unidos.
  • Dos países hispanohablantes –España y Argentina– se encuentran entre los 15 principales productores de libros del mundo, según la International Publishers Association.
  • España ocupa el octavo puesto en producción de libros, y el noveno por valor de mercado del sector editorial. (El mercado del libro se valoró en 2.708 millones de euros en 2013).
  • España, Argentina y México se encuentran entre los quince primeros países productores de películas del mundo.

El segundo bloque del Anuario 2018 está dedicado a «La evolución de la lengua y la cultura española en el mundo». El tercer bloque, «La evolución de la enseñanza del español en el mundo», inaugura una nueva sección que, año tras año, irá mapeando la cartografía de la presencia internacional de la enseñanza de nuestra lengua.

El último bloque resume la presencia del Instituto en los cinco continentes y detalla todos los centros, antenas, aulas y extensiones distribuidos por 85 ciudades de 44 países, más la sede central en España, tal como resumió la secretaria general de la institución.

  • El Cervantes publica el anuario en colaboración con la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado (AEBOE), Tiene una edición digital en EPUB que estará accesible desde la biblioteca digital del Instituto.

DESCARGAR INFORME (en español): «El español: una lengua viva 2018»

Este es un resumen de la información elaborada por el departamento de prensa del Instituto Cervantes. Pulse para ver la información completa.

 

Encuentro con Juan Mayorga y su obra «El buen vecino»

El 3 de diciembre de 2018 en Biblioteca, Club de lectura, Cultura por | 2 Comentarios

Una conversación de bar entre dos vecinos se transforma poco a poco en algo mucho más serio: uno de ellos ha decidido usar en beneficio propio la ley que amenaza al otro con la deportación. El juego del chantaje, la extorsión y la coacción llega a Tokio en esta obra tan aclamada de Juan Mayorga, El buen vecino, una auténtica partida de ajedrez donde el orgullo es la pieza que hay que defender.

El próximo 12 de diciembre tendremos la suerte de poder disfrutar de esta sátira social junto a la presencia del propio autor, que nos hablará de teatro y nos contará los secretos y  curiosidades que se esconden detrás de su pieza artística.

Juan Mayorga es uno de los dramaturgos más destacados del panorama nacional. El madrileño ha sido Premio Nacional de Teatro (2007) y de Literatura Dramática (2013), además de contar con cinco premios Max. Su obra El chico de la última fila fue llevada a la gran pantalla en 2012, gracias a la maestría del director cinematográfico Francois Ozon, que consiguió la Concha de Oro a la Mejor Película y al Mejor Guión en el Festival de San Sebastián, así como diversas nominaciones a los Goya, a los Premios del Cine Europeo y a los Premios César.

Asimismo, Mayorga ha pasado a ocupar la silla M de la Real Academia Española hace tan solo unos meses, vacante desde 2015 tras la muerte del poeta Carlos Bousoño.P39_Mayorga

Mayorga, también filósofo y matemático, posee una larga trayectoria teatral que comenzó con su primera obra, titulada Siete Hombres Buenos (1989). Desde entonces y hasta hoy ha cultivado más de una treintena de trabajos donde destacan obras como Himmelweg (2003), Hamelin (2005) o El Cartógrafo (2009). La obra que se representará en Tokio, El buen vecino, tiene su origen en un texto de diez minutos que el dramaturgo escribió para la Royal Court de Londres como un ejercicio literario propuesto  por la susodicha institución, que consistía en hablar sobre la política de su país natal. «Pensé que lo más significativo en ese momento era la ley de extranjería que había lanzado el gobierno», sostuvo Mayorga en una entrevista concedida a  la revista de investigación teatral Anagnórisis. La obra ha sido traducida al japonés por el profesor Tajiri y la representación estará dirigida por Kei Jinguyi e interpretada por los actores Tadayoshi Sakakibara y Masaya Nagano.

Posteriormente, la obra de teatro El buen vecino dio lugar a otra, Animales nocturnos, totalmente independiente de la anterior, pero con la misma temática. Tras  la inauguración de esta obra en 2004, se han llevado a cabo numerosos montajes profesionales de la misma. “Si esto ocurre es porque todavía interesa, porque algo de aquello sigue en el aire”, afirmó el artista al diario El Mundo en 2016.

En nuestro club de lectura del próximo sábado, día 8, nos centraremos en el análisis de Animales nocturnos. Os recomendamos a todos su lectura y, por supuesto, os invitamos a venir a la representación del día 12. Allí nos vemos.

Texto: Luis A. Pérez Rodríguez

Bibliografía consultada:

Lecturas programadas para el tercer cuatrimestre de 2018:

(Sábados a las 10:30)

¡Reserva ahora!

8 de diciembre: Animales nocturnos, Juan Mayorga

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

Lecturas programadas para el primer cuatrimestre de 2019:

(Sábados a las 10:30)

La reserva se abre un mes antes de cada actividad

19 de enero: Yo solo sé que te vas, yo solo sé que me quedo, Tomás Urtusástegui.

2 de febrero: La fiebre amarilla, Luisa Castro.

9 de marzo: El infinito en la palma de la mano, Gioconda Belli.

13 de abril: Las manos pequeñas, Andrés Barba.

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

Manga japonés y tebeo español: encuentro entre dos mundos en torno a Osamu Tezuka y la revista Tezucomi.

El 13 de noviembre de 2018 en Biblioteca, Noticias, Tema del mes por | Sin comentarios

Los dibujantes Kenny Ruiz, Ken Niimura y Atsushi Kaneko debatirán en el Instituto Cervantes de Tokio sobre el legado de Osamu Tezuka y la mutua influencia entre las historietas españolas y japonesas

Tezucomi 2

El Instituto Cervantes de Tokio organiza  el  próximo 26 de noviembre un encuentro entre varios dibujantes de la nueva revista Tezucomi. Kenny Ruiz, Ken Nimura y Atsushi Kaneko conversarán acerca de sus creaciones, que reflejan las influencias de dos grandes tradiciones: la española y la japonesa. Oriente y Occidente se unen, de esta forma, para destacar la diversidad artística de dos grandes potencias del cómic y la novela gráfica.

El encuentro tendrá lugar un día después del Kaigai Manga Festa, festival en el que el Instituto Cervantes de Tokio participa con una amplia selección de cómics españoles. La charla dispondrá de traducción simultánea español-japonés y se llevará a cabo en el auditorio del Instituto.

El español Kenny Ruiz es bien conocido por sus obras Dos Espadas, Telémaco y Magic 7. Dibuja actualmente una historia basada en un personaje de Osamu Tezuka (Boku no Songoku), ya a la venta, desde el día 5 de noviembre, en el número 2 de la revista Tezucomi.

Tezuka será uno de los protagonistas indiscutibles de la jornada, por ser considerado un tesoro para todos los dibujantes del mundo y el precursor de la corriente manga. Además, este año se celebra el 90 aniversario de su nacimiento.

BJheartless00

Ken Niimura, de padre japonés y madre española, cuenta también con un amplio bagaje en el mundo del dibujo de historietas. Su obra Henshin  o  sus dibujos para la serie I Kill Giant, de Joe Kelly, le han valido para obtener varios premios y distinciones; a su vez,  ha publicado, de nuevo junto al norteamericano Kelly, un spin off de Blackjack en el número 1 de la revista Tezucomi.

Por su parte, Atsushi Kaneko es bien conocido del público japonés y algunas de sus obras han sido traducidas al español, al francés y al inglés. Actualmente, está dibujando una adaptación original del famoso manga de Osamu Tezuka, Dororo, el cual cuenta con no pocas influencias de la tradición occidental.

Haz tu reserva

https://peatix.com/event/451784/view

 

Dibujo de Ken Niimura en la obra derivada de Blackjack, de Osamu Tezuka

Texto: Luis A. Pérez

 

Mujeres de ojos grandes, de Ángeles Mastretta, en nuestro club de lectura

El 12 de noviembre de 2018 en Biblioteca, Club de lectura por | 4 Comentarios
Ángeles Mastretta en el Centro Virtual Cervantes

Ángeles Mastretta en el CVC

Nuestro club de lectura analiza el próximo día 17 de noviembre la obra de la escritora mexicana Ángeles Mastretta. Un libro de cuentos muy breves protagonizados por mujeres colmadas de deseo.

Es difícil elegir uno o dos relatos que resuman el contenido de todo el libro. Lógicamente, todas las historias que nos ofrece su autora están llenos de matices. Quizás el último, el que cierra el libro, nos da la clave para interpretar la bella frase que los engloba a todos en la portada del libro: «ojos grandes como la luna, como un deseo», se dice en las primeras líneas de este cuento que, como todos los demás de la colección, carece de título.

Efectivamente, cuando Ángeles Mastretta nos habla de «mujeres de ojos grandes» se refiere a algo que no es puramente físico. Si bien muchas veces sus protagonistas son bellas, y generalmente ricas o de familias acomodadas de Puebla, lo que las une a todas, lo que hace que sus ojos sean tan grandes es su deseo, su ambición por conocer, por viajar, por descubrir el mundo que les rodea y por conseguir al hombre al que aman (o por tener la libertad de rechazarlo cuando no lo aman).

Las historias de Mujeres de ojos grandes son, en muchas ocasiones, variaciones en torno a las relaciones de pareja, historias de amor y desamor, pero también de rebeldía, de ansias de libertad, de mujeres de carácter que luchan por mantener en sus manos los designios de su propio destino. En torno a ellas girará nuestra conversación el próximo sábado 17 de noviembre.

Y como ya nos acercamos al final del año, es el momento de hacer nuestra propuesta de lecturas para el primer cuatrimestre de 2019. Como siempre, intentamos ofrecer variedad entre autores de las dos orillas del Atlántico, así como mantener ese equilibrio tan necesario entre escritores y escritoras, cuya presencia ha sido tantas veces ninguneada a lo largo de la historia de la literatura. Se lo debemos a todas las mujeres de ojos grandes, y a las de ojos pequeños también.

¡Feliz lectura!

Lecturas programadas para el tercer cuatrimestre de 2018:

(Sábados a las 10:30)

¡Reserva ahora!

17 de noviembre: Mujeres de ojos grandes, Ángeles Mastretta.

8 de diciembre: El buen vecino, Juan Mayorga

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

Lecturas programadas para el primer cuatrimestre de 2019:

(Sábados a las 10:30)

La reserva se abre un mes antes de cada actividad

19 de enero: Yo solo sé que te vas, yo solo sé que me quedo, Tomás Urtusástegui.

2 de febrero: La fiebre amarilla, Luisa Castro.

2 de marzo: El infinito en la palma de la mano, Gioconda Belli.

13 de abril: Las manos pequeñas, Andrés Barba.

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

Martín Chambí: el poeta de la luz

El 1 de noviembre de 2018 en Cultura, Noticias por | Sin comentarios

La exposición de la escuela cusqueña de fotografía llega al Instituto Cervantes de Tokio con la obra de Martín Chambí a la cabeza. 

Martín Chambí, también conocido como «el poeta de la luz», fue uno de los más importantes fotógrafos del continente latinoamericano, considerado, asimismo, el primer retratista indígena. El artista registró durante medio siglo la arquitectura del Perú, su sociedad, los pasajes andinos e, incluso, fue el primero en realizar un reportaje fotográfico de la ciudadela de Machu Pichu. Su peculiar estilo técnico matizado con una estética singular, en aquel entonces, lo llevaron a tomar algunas de las imágenes más destacadas de la fotografía latinoamericana del siglo XX.

Martín era solo un niño cuando descubrió la primera cámara fotográfica. Trabajaba en las minas de oro de Carabaya, siendo parte de las cuadrillas de trabajo locales de la Santo Domingo Mining Co. Un día, un ingeniero inglés encargado de la documentación gráfica de la zona trajo consigo un extraño artefacto que marcó la v82792915_965c00cdf9ida del joven puneño: se trataba de una cámara fotográfica, un artefacto capaz de inmortalizar momentos y realidades en un fragmento de papel. Desde aquel entonces, Chambí quedó hechizado con la idea de poder ser, él mismo, el encargado de capturar instantes por el resto de la eternidad. Por ello, se pasó dos años de su vida recolectando pepitas de oro que se almacenaban en la boca de la mina por el efecto de la lluvia. Cuando consiguió rellenar un frasco entero pudo pagar sus gastos como aprendiz de fotografía y dejó el trabajo para trasladarse a Arequipa, junto al famoso fotógrafo Max T. Vargas. Allí aprendió todo lo necesario para levantar lo que hoy conocemos como el imperio fotográfico cusqueño.

El estilo de Martín coincidió en técnica con algunos de los más importantes fotógrafos de la historia, como Walker Evans o Richard Avedon. Desde luego, su exuberante esfuerzo y su capacidad de colarse en los escenarios más difíciles hicieron que su obra se coronara como «una de las más grandes del siglo XX», tal y como aseveró el emblemático Museum of Modern Art de Nueva York.

Chambí recorrió los territorios incas subido en una mula y cargando cámaras de gran formato: enormes y aparatosas. Indios, mestizos y blancos posaron ante sus ojos en innumerables ocasiones. Todo su espectro artístico le hizo merecer del apelativo «poeta de la luz», ya que componía sus fotografías como si de pinturas se tratase: esperaba pacientemente a que la luz revelara el momento perfecto, adornado con los detalles y los contrastes idóneos.

A pesar de que cosechó una temática fotográfica muy diversa, su debilidad siempre fue el retrato indígena. Martín Chambí provenía de una familia de campesinos quechuahablantes y el vínculo con los indios era un lazo de sangre. En sus fotografías retrató todo tipo de perfiles: agricultores, pastores, personajes locales, etc. Ninguno de estos tenía el suficiente dinero como para pagar una de sus fotografías, pero el «poeta de la luz» les regalaba copias de las imágenes que tomaba. Chambí ejerció una labor de documentalismo y denuncia social, así como de concienciación hacia los grupos desprotegidos.

Este mes de noviembre tiene lugar el aniversario de Martín Chambí: el día seis se cumplirán 127 años de su nacimiento y ya 45 de su fallecimiento, aunque hoy en día la obra del artista, caracterizada por la fuerza, potencia y sensibilidad de sus imágenes,  sigue maravillando al mundo.

callemantas chambi

 

La Inauguración de la exposición tendrá lugar el miércoles 21 de noviembre a las 18:30 en el Instituto Cervantes de Tokio. Permanecerá abierta al público hasta el día 12 de diciembre. La exhibición reunirá obras de la escuela cusqueña de fotografía, cuyo mayor exponente fue Martín Chambi, pero también podrán apreciarse obras de otros representantes de la escuela como Crisanto Cabrera, César Meza, Horacio Ochoa, David Salas, Fidel Mora, Pablo Veramendi, Avelino Ochoa o el peruano nikkei Eulogio Nishiyama.

Texto: Luis A. Pérez

Bibliografía Consultada:

Seijiro Yazawa, salvoconducto entre dos mundos

El primer japonés que pisó Venezuela llegó a las costas sudamericanas en busca de petróleo. La fiebre petrolera del momento (siglo XX) estaba atrayendo a miles de intrépidos viajeros hacia las arenas venezolanas, y Seijiro Yazawa, nuestro protagonista, no quiso ser menos.

La inmigración japonesa en Venezuela, a diferencia de lo acaecido con otros países de la zona, fue un proceso muy lento debido a la legislación venezolana de entonces, la férrea ley de inmigración y colonización de 1894que negaba la entrada a los individuos “que no fueran de raza europea”. Sin embargo, toda regla tiene su excepción, y en este caso, los japoneses que consiguieron penetrar en el país  sembraron las raíces de la actual comunidad japonesa en Venezuela.

La tardía incorporación de la sociedad nipona a la nación venezolana hizo que Japón permaneciera hasta hace muy poco como un país desconocido, lejano e irrelevante. El régimen gomecista, establecido por Juan Vicente Gomez desde 1908 a 1935, se caracterizó por ser extremadamente desconfiado con los extranjeros, consecuencia directa de la frágil situación sanitaria del país, azotada por el paludismo, la malaria o la gripe.

Seijiro Yazawa fue el primero de los casi treinta afortunados que lograron colarse en la «Piccola Venezia» antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, concretamente en 1928. Seijiro, líder de la Casa Comercial de Yazawa, fue un ambicioso comerciante apasionado de la explotación petrolera: «busqué Venezuela en un mapa, estudié la situación y decidí venirme para conseguir concesiones petroleras», declaró hace ya más de cien años. La gran mayoría de los japoneses que entraban al país durante aquella época se dedicaban a montar quincallerías para vender juguetes a precios más baratos que los de otros países y que los propios artículos domésticos, aprovechando la alta demanda local.

La ambición de Yazawa debe su tenacidad a las palabras que un día un cliente le insinuó: «existe en Venezuela un lago llamado Maracaibo, donde en un pozo se produce la misma cantidad de petróleo que sale de todos los yacimientos del Japón». Este apunte inspirador dio alas al comerciante, que se aprovechó de la coyuntura histórica del momento (la inminente llegada de la guerra) para ofrecer a su país las concesiones petroleras que tanto ansiaba. Desde Yokohama hasta la Guaira, pasando antes por Panamá, Yazawa completó un periplo que lo mantuvo entretenido durante casi un año. Cuando encontró los pozos de petróleo convenientes pidió ayuda financiera al gobierno, pero sus pretensiones se vieron frustradas por las alineaciones estratégicas que los países estaban llevando a cabo en pro de la futura contienda. La Marina japonesa se negó a invertir en un país bajo dominio de los Estados Unidos, por considerarlo una acción de riesgo. Fue entonces cuando Yazawa se vio obligado a renunciar a su sueño sin saber que a pesar de no haber cumplido sus expectativas, su huella quedaría grabada con tinta indeleble en el devenir de la historia.

La visita del Sr. Seijiro se considera hoy en día el punto de partida de las relaciones bilaterales entre Japón y Venezuela, que cumplen en este presente mes de octubre 80 años. En la actualidad, ambos países han sellado una relación de complementariedad desde que en los años treinta se establecieron las primeras relaciones diplomáticas. El potencial tecnológico de la nación del «Sol Naciente» ha servido, desde entonces, como moneda de cambio para las importantes reservas energéticas del país iberoamericano.Lago_de_Maracaibo._Pozos_petroleros

Foto: Pozos petroleros en el lago de Maracaibo, Venezuela (1929) Fuente: Colección Leonor Hall                                     

Texto: Luis A. Pérez Rodríguez

Bibliografía consultada

  • Humania del Sur. Año 3, Nº 5. Julio-diciembre, 2008. José Luis Cordeiro. Japón y Venezuela: Dos economías complementarias… pp. 43-54
  • Humania del Sur. Año 3, Nº 5. Julio-diciembre, 2008. Shigeru Noguchi. Historia de los inmigrantes japoneses en Venezuela… pp. 27-42
  • Breve historia de la inmigración japonesa en Venezuela. Recogido en https://www.hechoscriollos.com.ve/2016/11/02/breve-historia-la-inmigracion-japonesa-venezuela/ Fecha de consulta: 06/09/2018

En octubre descubrimos «El secreto del orfebre», de Elia Barceló

El 2 de octubre de 2018 en Biblioteca, Club de lectura por | 8 Comentarios

Elia Barceló en el instituto Cervantes de Dublín¿Cuál es el secreto del orfebre, de ese hombre que viaja de Nueva York a España para reencontrarse con su pasado y con un amor que le cambió la vida? ¿Quién es Elia Barceló?

Empecemos por la autora: Elia Barceló es una escritora española, nacida en Elda, Alicante, con más de veinte novelas a sus espaldas.

Algunas de sus obras están dirigidas al público juvenil (El almacén de las palabras terribles, La roca de Is, Cordeluna). En ellas aparecen elementos fantásticos que también podemos encontrar en sus novelas para adultos, como en El vuelo del hipogrifo o en el propio El secreto del orfebre. Otros de sus títulos se ajustan más al género de la ciencia ficción (El mundo de Yarek, Consecuencias naturales…). De la mano de Elia Barceló podemos adentrarnos incluso en la novela de terror con El contrincante. Una historia que su autora imaginó con un título en japonés: Uke.

Pero Elia Barceló nunca quiso ser una escritora de literatura juvenil, fantástica, de ciencia ficción, o de terror. Elia Barceló siempre quiso ser escritora sin más. Y en su bibliografía podemos encontrar otras obras aún más difíciles de clasificar bajo una sola etiqueta (Corazón de tango, Disfraces terribles, Las largas sombras, El color del silencio… )

La novela que comentaremos el próximo sábado 6 de octubre transcurre en el territorio imaginario de Umbría, un espacio inventado por la propia Elia Barceló junto a otros tres escritores (César Mallorquí, Julián Díez y Armando Boix).

En esa imaginaria provincia española que tiene sus propias fiestas y tradiciones es donde se desarrolla la historia de amor de Celia y Juan, sus protagonistas, que se encuentran, se pierden y vuelven a encontrarse a través de tiempos y espacios que se entrecruzan en el relato.

El secreto del orfebre es…

Uno de esos raros ejemplos en los que la literatura se lanza sin miedo a abordar los temas eternos, y lo hace para que nos planteemos cuestiones fundamentales: ¿es el tiempo más fuerte que el amor?, ¿de qué forma perdura la belleza?, ¿es el cuerpo un mapa del deseo con fecha de caducidad?, ¿puede el deseo alterar la realidad? La nostalgia, el sexo, la pasión, la identidad…, nos hallamos ante una obra que abordando los sentimientos en profundidad, sabe ser rigurosamente nueva: una bellísima historia del fin del milenio sobre la imposibilidad del amor. Simplemente hay que abrir el libro y comenzar a leer.

La cita es de la página de Roca Editorial, donde este título ha sido vuelto a publicar hace menos de un año. Una cita que plantea muchas preguntas que intentaremos resolver, o al menos abordar, en nuestra sesión de debate del próximo sábado.

¡Feliz lectura!

Lecturas programadas para el tercer cuatrimestre de 2018:

(Sábados a las 10:30)

¡Reserva ahora!

6 de octubre: El secreto del orfebre, Elia Barceló.

17 de noviembre: Mujeres de ojos grandes, Ángeles Mastretta.

8 de diciembre: El buen vecino, Juan Mayorga

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

 1 2 3 4 5 6 7 ... 48 49
© Instituto Cervantes 1997-2019. Reservados todos los derechos. bibtok@cervantes.es