El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Instituto Cervantes de Tokio

Blog sobre nuestros cursos de español y las actividades culturales

Sesión de marzo del Club de lectura

El sábado 23 de febrero, celebramos la sesión mensual del club de lectura. La obra correspondiente fue “El misterio de la cripta embrujada” de Eduardo Mendoza. La entretenida novela de Eduardo Mendoza dio pie a numerosos comentarios e incluso a diferentes interpretaciones. Ha sido una buena presentación de la tetratolgía de este detective sin nombre.  Animamos a seguir escribiendo sobre esta obra aquí en el blog.

 

                                                                                   ISABEL ALLENDE

                                                                    © Mutari. Creative Commons.

Se confirmaron las propuestas de lectura para el primer cuatrimestre de 2013, con el fin de poder comprar las obras, dar más tiempo de lectura, etc.  Para los dos últimos meses del cuatrimestre tenemos las siguientes lecturas:

30 de marzo: “La casa de los espíritus” de Isabel Allende (acceso al libro electrónico en nuestra biblioteca).

27 de abril: “La sonrisa etrusca” de José Luis Sampedro.

SESIÓN DE MARZO (sábado, 30 de marzo, a las 11:00 h)

Para marzo comentaremos la obra “La casa de los espíritus”, de la escritora chilena Isabel Allende, uno de los títulos de más éxito de la narrativa en español en los últimos treinta años.

Como complemento a la lectura de marzo proponemos:

Página oficial de Isabel Allende.

Biografía de Isabel Allende.

Una entrevista a Isabel Allende en Canal Bio.

Un fragmento de “La casa de los espíritus”.

Isabel Allende en la Biblioteca del Instituto Cervantes de Tokio.

 

En la biblioteca contamos con un ejemplar de “La casa de los espíritus” en español y con dos ejemplares en japonés y los socios de la biblioteca lo pueden leer en la plataforma de libros electrónicos. Además, esta obra se puede adquirir en las librerías de Japón y por internet.

 

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Entradas relacionadas

Etiquetas

9 comentarios a «Sesión de marzo del Club de lectura»

  1. pablo dice:

    Buenas tardes.

    Antes que nada, me alegro que el Club este concurrido y animado.
    Hubo meses en los que sobraban asientos, y bien,
    ayer la cosa estaba que explotaba.

    Bien, vamos al grano, dijo monsanto.

    La casa de los espíritus.
    Para este humilde lector, la novela está escrita
    en un correctísimo español, con lo que creo
    que los no hispanohablantes no tuvieron mucha
    dificultad para leerla,… eso sí, novela larga.
    (Bah!… excusas para decir que no he terminado de leerla).
    Pero bueno, por lo menos llegué más allá que Rogelio,…
    ¡se me murió Clara!.
    Justo cuando empieza la “segunda” parte.

    Escrita en tercera y primera persona (Esteban Trueba
    y Alba, al final) no ofrece ninguna dificultad para seguir la trama.
    El relato en primera persona da ritmo allí donde
    las descripciones y detalles enredan la lectura.
    Y ponerse en los pies de Esteban Trueba y Alba es un
    poco chocante y dramático, que es lo creo que
    tiene esta novela de atractivo. Y desde el capítulo diez,
    la época del estropicio, la tensión se agiganta
    (más para un latinoamericano que vivió aquello.
    El golpe de Estado en la Argentina me encontró
    con diez años de edad) y se agiganta y se agranda.
    Y se diluye y llega el epílogo que trae
    algún que otro golpe de efecto al llevar a primera
    persona a Alba,….. bueno…. algo de tierna humanidad
    ha de haber en este mundo…..
    De la lectura en primera persona no podemos
    escapar a la identificación con el personaje,
    e ir desde Esteban Trueba a Alba (los únicos
    que hablan en primera persona, fuera de los
    diálogos, imagino) hay una transferencia de
    sentimientos que nos deja limpitos.
    Y se me ocurrió lo de los nombres… no sé porqué, o sí, pero no sé….
    la línea Nívea-Clara-Blanca-Alba, lo blanco, lo transparente…
    Y no Férula, la de la maldición. O peor, Tránsito, la “madama”.
    Y lo de Poeta y el Candidato, que como bien señalaba Carmen,
    ¿cómo será la traducción en japonés, si en japonés no hay
    mayúsculas? (¿A ver quien nos puede ayudar?).

    La definición de la compañera, (no recuerdo su nombre),
    la novela trata de cuatro generaciones de una familia;
    para un hispanohablante la cosa se nos pone un poco
    brava, siempre tratando de encontrar la parábola
    de la narración, o de asociar un personaje con un
    país entero, o de buscar la metáfora definitiva de
    la novela.
    Vicente poniendo el acento en la maldición de Férula,
    cosas del tercer mundo…
    Manolo, que con suma atención nos dejó
    lo de las cortinas cerradas, antes de la muerte de Clara.
    Rogelio con su impresionante verba fluida
    (lo digo de envidia nomas), que aunque no haya
    terminado el libro, me dejó con más ganas de terminarlo,
    porque sus intervenciones son magníficas.
    Y la anécdota de Carlos, la cena con la mismísima
    “Isabel Allende”….sublime (nada que agregar,
    el que no estuvo en la sesión, se lo perdió).

    También lo de quien es el protagonista…..
    no recuerdo el nombre del compañero que simpatizaba con
    Esteban Trueba, y la réplica femenina de… (tampoco recuerdo su
    nombre) que decía que Clara es la protagonista…..
    umhhmm polémica sin cerrar.
    Por más que el título sea la “casa de los espíritus”,
    difícil decidir lo de quien es el protagonista, ¿no?.
    Esteban Trueba encogiendo, no está mal.

    Me queda en el tintero lo de la literatura alemana y
    su “conexión” con Isabel Allende.
    Ya pondré algo en la próxima entrada, si quiero. ;op

    Si se me olvida algo, que cuenten aquí,
    que así se aprende un idioma, che.

    pablo

  2. pablo dice:

    Al margen de todo.

    y para descomprimir (si tal cosa es posible)…un chiste de los amigos brasileños,
    sobre el Papa……

    “–Retransmito:
    –Data: hoje 17:50
    –To:
    –Ultima noticia – URGENTE
    –Em surto inédito de humildade, argentino aceita cargo abaixo de Deus.”

    prohibido comentar.

    un argentino

    pablo

  3. alicia dice:

    (Jaja) Pablo, eres sublime!

  4. alicia dice:

    (Jaja) Pablo, eres sublime!

    Merece la pena asistir en directo, pero tus comentários posteriores son para no perder…

    Gracias! Me alegraste el dìa

  5. alicia dice:

    Ahora que lo pienso, sí tengo algo para abrir llave en tu comentário y de paso disculparme con Vicente.

    Resulta que Vicente preguntó qué nos parecía lo del encogimiento del cuerpo…Y ahí salté yo diciendo
    que la gente realmente se lo cree, y no acabé de decirlo, pero a mí éso me parece maravilloso.
    Yo, particularmente prefiero pensar que es así y no pasar por miles de exámenes médicos que
    concluyan diciendo algo peor: que no saben lo que te pasa, que te quedes con tu incertidumbre…
    . Y yo, castellana de nacimiento, educada no en cuentos, sino en refranes del tipo:
    (aquí se llama) “al pan, pan y al vino vino” Dónde la imaginación es libre pero no te animan
    a dejarla volar…
    Decía, que viniendo de un mundo donde mis abuelos no me contaban historias porque,
    o no tenían tiempo, o no se las habían contado, o no querían dejarme triste con lo que
    habían oído o vivido, del tipo: “en verano, antes había muchos entierrillos
    porque las madres se tenían que ir a la siega…”

    Al que se llama tercer mundo, para mí fue una tercera dimensión. Adoré ése llamado realismo mágico-
    que no sé si es el caso del libro que hemos comentado- Que yo aprendí a dar explicación a mis males
    atribuyéndolo a algo poético y mío, y no al pecado con el que dicen que nacemos todos.

    con lo cual, si alguien quiere seguir comentando, que lo haga, porfa

  6. pablo dice:

    Che, Alicia… ¿cuándo nos casamos? :o)

    te lo digo por blog, porque parece que nadie los lee.

    Un apunte sobre “realismo mágico”.
    Tal vez sea que llegué tarde a la ola de la literatura
    latinoamericana,…. no leí en tiempo real.
    Por lo que esta definición no me simpatiza.
    Se me dá por pensar en invento ediorial.
    Y lo digo pensando que en cualquier familia,
    busquen en las suyas, siempre, o casi, hubo alguien que desafiaba
    las reglas de la “sociedad”, o se hacía el loco o no encajaba en la cosa-casa.
    Cuento.
    Mi abuela, okinawense, 98 años ahora.
    La visité por primera vez hace uno veinte años atrás.
    La recuerdo y ya era muy vieja, un atado y medio de cigarrillos por día.
    Un bozarron gravísimo y raspado que hacían vibrar hasta los párpados
    de quien la escucha. Viví dos semanas con ella.
    Un día de repente, un tío mio (hijo de mi abuela, hermano de mi madre, etc.)
    compra un auto usado. Nada de otro mundo, hasta aquí.
    Al día siguiente, mientras mi tío se va a trabajar, deja el auto
    a “cargo” de mi abuela…. (?)
    Cuando me levanto a saludar a mi abuela, veo que no está
    en la casa.
    Voy a buscarla y la encuentro con el auto, las cuatro puertas
    abiertas. Ella tiene una rama de hojas muy verdes.
    Y empieza a murmurar en.. ¡váya uno a saber que idioma!,
    (porque no era uchinaaguchi, dialecto okinawense).
    Y mientras canturrea, abre una botella de awamori y
    la desparrama en la rama y le da por sacudir el auto con la rama
    por todas las puertas abiertas, el capot, los espejos, las ruedas,
    más awamori,… con una violencia que no condice con su edad.
    Así por unos diez minutos, que a mi me parecieron cien años.
    Está deshechizando el coche, me dije.
    お祓いかな。(oharai)
    Voy al grano, a esta abuela si le damos a leer a García Marquez,
    no creo que se le ocurra pensar en realismo mágico “latinoamericano”.
    Si es ella la que vive todo de ese modo. Y no vive en Caracas ni Bogotas
    ni Santiagos (quehayentodoslospaíses).
    Si buscamos en cualquier parte del mundo hay algo de
    de eso que llamamos “realismo mágico”, pero sospecho
    que me digan que sea patrimonio latinoamericano.
    Puede que haya sido refrescante el ver estos relatos en
    letras de molde, pero creo ver historias similares en cualquier
    parte.
    Busquen entre sus familiares, o conocidos, y encontraran algo,… os aseguro.

    Si me fui de las ramas, que alguien con una honda me arroje
    la palara-piedra y me baje del árbol pseudosemiótico,
    con un contundente ¡¿¡que cuernos estas diciendo!?!…
    Y me desdigo, para cubrir las dos posibilidades.

    y aún me queda lo de la literatura alemana e Isabel Allende.
    (mientras estoy leyendo a Sampedro, que debe estar difícil para
    los no hispanohablantes) (fuerza y paciencia, si no se entiende algo,
    sigan adelante que tal vez sea lo más recomendable para terminar,
    y después ir a los detalles problemáticos).

    uy, deberia estar durmiendo, che.

    un saludo a todos

    pablo

  7. alicia dice:

    Uy, si no me había dado cuenta de que me habías respondido!…

    Jaja! Qué buen sentido del humor, Che; ya veo que viene de tu abuela
    Me gusta mucho eso que dices y la bobada que es querer englobarlo todo en denominaciones de origen.
    Si bajándote del árbol vas a dejar de alimentar el blog, prefiero que no lo hagas, quédate.
    Y estoy esperando lo de la literatura alemana, ni muerta me lo pierdo!
    Saludos, a ti y a quien pase por ahí

  8. alicia dice:

    Me faltó la coma despues de eso que dices, para poderlo leer medianamente mejor

    En fin, Soy tan precipitada apretando la tecla, que siempre tengo que mandar otro
    para corregirme… Qué lo vamos a hacer!

  9. alicia dice:

    Como nadie pasa por aquí o por lo menos no deja huella yo sigo, Pablo
    Te comento que me pareció genial que echaras mano de “la palabra piedra”
    y que si sigues arriba, no voy a llevar la palabra escalera hasta que no se seque
    la fuente, hasta que no te quede nada más por decir, o se te quiten las ganas,
    porque nadie más nos da bola. Y ya sé que no necesitas ayuda, que eres un atleta.
    A mi me gusta leerte porque siempre me dejas con la sonrisa puesta.
    Que paseis un buen finde!

Deja un comentario

  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • Correo electrónico
  • RSS

Instituto Cervantes de Tokio

Edificio Instituto Cervantes 2-9 Rokubancho,
Chiyoda-ku 102-0085
Tel. 03 5210-1800 / Fax 03 5210-1811

¿Qué dicen nuestros alumnos?

© Instituto Cervantes 1997-2017. Reservados todos los derechos. bibtok@cervantes.es