El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Instituto Cervantes de Tokio

Blog sobre nuestros cursos de español y las actividades culturales

«El perseguidor» de Cortázar en enero de 2016 en nuestro club de lectura

El 16 de diciembre de 2015 en Biblioteca, Club de lectura por | 6 Comentarios

Fue la sesión de diciembre una sesión muy intensa, como no podía ser de otro modo al tener entre las manos textos de Alejo Carpentier. Su lenguaje barroco y colorido, riquísimo, heredero de Valle-Inclán, puso en serias dificultades a muchos de los lectores, fueran estos o no nativos de lengua española. Además, había otra dificultad añadida: la intención bien declarada por el autor desde el título de su libro de «guerrear con el tiempo» en sus narraciones, contando a veces sus historias desde el final hasta el principio (y no desde el principio hasta el final) o mostrando en otras ocasiones en un mismo relato episodios transcurridos en espacios y períodos históricos totalmente diferentes.

Akio, Chika, Etsuko, Pablo, Takako, Tomoko, Yuki y alguien más que se olvidó de dejarme su nombre aceptaron el reto y se adentraron en el análisis de los textos de la mano de Vicente que, una vez más, nos deleitó con sus anécdotas. ¿Sabíais que cuando Vicente llegó a Japón todo el mundo pensaba que era malayo? Pues si queréis conocer la razón de tamaña confusión, tendréis que venir a participar en el próximo club de lectura que tendrá lugar el día 30 de enero.

Ahora conviene que nos centremos en la presentación del relato que nos ocupará ese día, después de las fiestas, los villancicos y el turrón, si bien es verdad que Julio Cortázar y su «perseguidor» no necesitan muchas presentaciones.

Julio Cortázar es, junto a Jorge Luis Borges, el escritor argentino más conocido del siglo XX. Su Rayuela marcó un nuevo hito en la literatura escrita en español, con su forma nueva de ordenar y desordenar los capítulos, al gusto de un lector que él quería activo y no pasivo frente al texto. Sus deliciosas Historias de cronopios y de famas hicieron que muchos jóvenes lectores se acercaran por primera vez a la literatura y la convirtieran para siempre en una pasión. ¿Quién no recuerda las «Instrucciones para subir una escalera»? ¿Y las «Instrucciones para llorar»?

«El perseguidor», relato precursor de la mencionada Rayuela, es una narración de unas 40 páginas con un tono general bien diferente al de las Historias de cronopios y de famas en el que, sin embargo, durante su lectura, podremos comprobar que se trasluce el mismo espíritu juguetón del autor. Recordémoslo una vez más: Cortázar quiere lectores activos y todas y cada una de las pistas o guiños que nos ofrezca a lo largo de su narración tendrán algún sentido, serán interpretables y, si reflexionamos sobre ellas, nos harán disfrutar aún más del texto.

«El perseguidor», como muchas otras obras de Cortázar, ha sido traducido al japonés. Existe también una versión en cómic del cuento y, aunque no es muy conocida, también es interesante ver la versión cinematográfica que realizó en 1965 Osías Wilenski. En nuestra biblioteca disponemos de varios ejemplares de este título en papel y en formato electrónico (5 ejemplares en formato electrónico, para ser exactos).

Al igual que ocurría con Alejo Carpentier, hay mucha información sobre Julio Cortázar en la red. También, como no, una entrevista a cargo de  Joaquín Soler Serrano para el legendario programa A fondo (aquí la segunda parte).

Tened en cuenta, por favor, que a partir de enero, para participar en este club de lectura será necesario pagar una pequeña cuota de 500 yenes. Es mejor reservar con antelación, para evitar sorpresas.

Eso es todo por ahora. Todo el equipo del Instituto Cervantes de Tokio os desea que paséis unas muy felices fiestas y que recibáis el año 2016 cargaditos de energía. La biblioteca estará cerrada desde el día 19 de diciembre, a las 14:00 h., hasta el día 12 de enero. ¡Feliz 2016!

David

Lecturas previstas para el primer cuatrimestre de 2016:

30 de enero a las 11:00h: El perseguidor de Julio Cortázar.

27 de febrero a las 11:00h: Los girasoles ciegos de Alberto Méndez.

26 de marzo a las 11:00h: El cartero de Neruda de Antonio Skármeta.

30 de abril a las 11:00h: El sur de Adelaida García Morales.

 

Sesión de enero de 2016:

Sábado, 30 de enero, a las 11:00 h.

El perseguidor de Julio Cortázar. (ejemplares en nuestra biblioteca de papel y electrónica (hay 5 ejemplares disponibles en nuestra biblioteca electrónica).

Modera: David Carrión.

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Entradas relacionadas

Etiquetas

6 comentarios a ««El perseguidor» de Cortázar en enero de 2016 en nuestro club de lectura»

  1. Yumiko Yagi dice:

    Muy señores míos:

    Me llamo Yumiko Yagi, estudiante de Cervantes.
    Me gustaría participar en el culb de enero, y tengo algunas pregntas.

    ¿Cúal nivel necesito? Estoy estudiando en el curso de B2.
    ¿Lo es necesario que comprar el libro y ver lo antes de club?
    Podoría enseñarme detalles por favor.

    Gracias.
    Atentamente
    Yumiko

  2. Biblioteca Tokio dice:

    Buenos días Yumiko y muchas gracias por tu mensaje.
    Estaremos encantados de contar con usted en el club de lectura. Es mejor haber leído el libro, pero no es imprescindible. El nivel es diferente de unos a otros lectores, pero en general hay un nivel intermedio, aunque también pueden participar hablantes nativos de español. En cuanto al libro, podrá ver en esta misma entrada del blog que hay varias copias en papel en la biblioteca y 5 más en la biblioteca electrónica. Hoy martes, día 12, reabre la biblioteca y estamos a su disposición por si necesita cualquier otra aclaración. Saludos cordiales y muy feliz año nuevo. David.

  3. pablo dice:

    Buenas tardes.

    Creo que la sesión del sábado 30 de enero fue récord
    de asistencia, y eso que desde este año 500 maravedíes
    para vernos las caras, ja!
    (Ya lo veo a David enfadado con pablo,
    sólo porque pablo es un protestón)
    (No es de tacaño o miserable, es que sólo el viaje en tren desde su
    casa hasta Yotsuya cuesta más de 2000 yenes, o si quieren,
    cinco tazas medianas de Starbucks,.. y lo más doloroso es el tiempo).
    Y sin embargo allí me ven.

    Ah!… “el perseguidor” de Cortazar, si.
    Repito lo que dije en la sala, no puedo ser imparcial,..
    (¿en donde viste, vos, un argentino imparcial?¿eh?),
    me gusta el jazz y Cortazar.
    Pero claro, para un estudiante japonés de español,
    ¿como explicarle que el argumento “se base” en Charlie Parker, o Johnny Carter,
    y se sitúe en París de los años cuarenta-cincuenta?.
    Que un saxofonista negro, en estado de abstinencia a las sustancias fuertes,
    de paso por París, con todas esas inestabilidades insoportables,
    económicas, emocionales, etc… tenga que tocar un poco para
    saber que no soplará su sonido (redención)
    Desde las primeras palabras ya se sospecha algo raro,
    el lenguaje “poco argentino” del relato, digamos que más bien “europeo”,
    (como me acotó David), me resulta como una traducción de un
    original en inglés al castellano (por el jazz, digo).
    Leído así, no es más que un relato sobre un músico de jazz
    demacrado por las drogas y su relación con un crítico de jazz
    y a la vez biógrafo, que es el relator en primera persona del cuento.
    Pero claro, Cortazar parece que quiere decirnos algo más,
    (o tal vez quiera decirse él, a sí mismo, algo más)
    ¿ir hasta Charlie Parker sólo para eso?
    Johnny Carter (JC), el apocalípsis, Dylan Thomas….
    “esto lo toqué mañana”,…..etc….
    ¡¡vamos, muchachos!!
    ¡¡a leer otra vez el cuento!!

    (Aclaro, solo para darme floreos,
    pasé años, en el conservatorio,
    dándole a la guitarrita clásica y no hubo caso)

    El acto creador, la obra de arte, la recepción de la obra, los imitadores….
    Hay quienes piensan en todas esas cosas y
    los otros, esos que se tiran de cabeza a pileta sin
    saber si hay, o no, agua…..
    Pues Bruno V y Johnny Carter.
    (¿O los dos juntos dentro de Cortazar.?)

    Y agrego como miscelánea inútil,
    ver de refilón la vida Bud Powell o Thelonious Monk.
    (y saliendo del jazz, Jimmy Hendrix o Janis Joplin o
    Kurt Cobain o Mozart o..uff tantos más)

    Lo de el Apocalípsis que agregó David es
    una novedad agradabilísima para mi,
    podíamos sospechar lo de Dylan Thomas,
    pero los diez días de ambas obras,
    más las iniciales JC……

    qué muchacho!

    pablo

    pd: si se me ocurre algo, pues, sigo luego

  4. Biblioteca Tokio dice:

    ¡Gracias Pablo! Imposible estar enfadado contigo cuando haces un resumen tan atinado de la última sesión de nuestra tertulia literaria. Incluso apuntas lo de las iniciales, JC = Johnny Carter / JesuCristo que yo me olvidé de mencionar pero que es una pista más para interpretar el relato.

    ¡Ay esos 500 maravedíes! También a mí me duelen, pero son el signo de los tiempos. ¡Los mercaderes han entrado en el templo!, diría JC 😉

    ¡Mil gracias por seguir con nosotros, participando tan activamente en el club y mil gracias a todos los que vinieron el sábado! Disfruté mucho de la tertulia.

    ¡Hasta pronto!
    David

  5. Jose dice:

    Buenas tardes. Mi nombre es José Manuel y soy un fotógrafo español que voy a exponer mi obra fotográfica en Tokio, en el mes de abril. Puesto que mi trabajo es una adaptación del cuento “Casa tomada” del autor que citáis en el blog, me gustaría preguntaros si hay traducción al japonés de esta obra. Necesitaría dejarla a disposición del público que venga a la galería para que pueda leerla si quisiera.

    Muchas gracias por anticipado.

  6. Biblioteca Tokio dice:

    Querido José Manuel:
    Muchas gracias por tu mensaje. Efectivamente, el cuento «Casa tomada» está traducido al japonés y está a tu disposición en nuestra biblioteca.
    Saludos cordiales y mucha suerte con tu exposición.
    David

Deja un comentario

© Instituto Cervantes 1997-2017. Reservados todos los derechos. bibtok@cervantes.es