El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Instituto Cervantes de Tokio

Blog sobre nuestros cursos de español y las actividades culturales

Sesión de noviembre del club de lectura

El 7 de noviembre de 2015 en Biblioteca, Club de lectura por | 12 Comentarios

¡Muchas gracias a todos los que participasteis en la sesión del 31 de octubre de nuestro Club de lectura! La lectura seleccionada, Entre visillos, de Carmen Martín Gaite, pareció no gustar demasiado a los tertulianos, que pusieron numerosas objeciones a diferentes aspectos de la novela, quizás con una estética y una temática demasiado distante de la cultura japonesa actual.

Vicente Alcañiz, que moderó el debate y a quien agradecemos de nuevo su labor, hizo hincapié en la inteligencia de los personajes femeninos de la novela para sortear las dificultados de una sociedad de provincias conservadora y asfixiante. Sea como fuere, será interesante continuar el debate a través de este blog sobre una obra que es, a juicio de muchos, fundamental en la narrativa española de mediados del siglo pasado.

Pudor, de Santiago Roncagliolo (Alfaguara, 2004)Con el mes de noviembre llega el turno de la literatura latinoamericana. La próxima sesión, la del 28 de noviembre, estará dedicada al escritor peruano residente en España Santiago Roncagliolo y a la que es quizás su novela más conocida junto a Abril rojo, Pudor. Ambas obras fueron adaptadas al cine por los hermanos David y Tristán Ulloa en 2007.

Dice la Wikipedia que Santiago Roncagliolo escribe sobre los miedos, y seguramente tiene razón. En Pudor hay además humor, suspense, soledad, tristeza, amor y alegría, según podemos leer en la noticia de El País sobre la publicación de esta novela en Alfaguara a finales de 2004. Una novela donde el lector descubrirá las intimidades y los secretos de sus personajes, sus deseos y sus obsesiones.

Esta vez, la sesión será moderada por quien escribe estas líneas, David Carrión. ¡Mucha suerte!

Por otro lado, es hora ya de empezar a pensar en las obras que ocuparán nuestras conversaciones en 2016. Para ello, contamos con vuestra colaboración, vuestras ideas y vuestras opiniones. De entrada, aquí van algunas posibilidades. A ver qué os parecen:

Propuestas de lectura para el primer cuatrimestre de 2016:

30 de enero a las 11:00h: El perseguidor de Julio Cortázar.

27 de febrero a las 11:00h: Los girasoles ciegos de Alberto Méndez.

26 de marzo a las 11:00h: El cartero de Neruda de Antonio Skármeta.

30 de abril a las 11:00h: El sur de Adelaida García Morales.

 

Sesión de noviembre:

Sábado, 28 de noviembre, a las 11:00 h.

Pudor de Santiago Roncagliolo. (ejemplares en nuestra biblioteca de papel y electrónica).

Modera: David Carrión.

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Entradas relacionadas

Etiquetas

12 comentarios a «Sesión de noviembre del club de lectura»

  1. Vicente Alcañiz dice:

    Efectivamente,sobre Entre visillos, yo me quedé con la “invisible” inteligencia de las mujeres de la novela aunque asumo el “aburrimiento” tan bien expresado que fue señalado por varios de los participantes del club de lectura. Otra de las cosas que podría destacar de la postlectura fue que al terminar la lectura y preparar un poco el material sobre la autora y la obra en cuestión, descubrí que la obra estaba ambientada en Salamanca. Solamente he visitado la ciudad un par de veces pero también desde Madrid (aunque no en tren sino en autobús). Además estuve en una cena en el casino salmantino, con sus salas, su patio y balcones. Me hizo sentirme participe de parte de las acciones de los personajes.

  2. Biblioteca Tokio dice:

    Gracias Vicente. Por cierto, quería aclarar, precisamente después de hablar con Vicente, que las lecturas que se proponen para el próximo cuatrimestre son solo eso: propuestas. Podéis aportar vuestras sugerencias, peticiones y puntos de vista a través de vuestros comentarios en el blog o enviar un correo electrónico a bibtok@cervantes.es. O, si lo preferís, el día del próximo debate podéis también indicar vuestras preferencias.

  3. pablo dice:

    Buenos días!

    Solo un comentario corto para ejercitar los índices de ambas manos….

    Entrevisillos,…. y uno que esperaba un poco de suspense estilo
    “La ventana indiscreta”…. y…. no pudo ser.
    Pero claro, un libro de los cincuenta no va a presentarnos grandes novedades,
    el tiempo no nos perdona, … quiero decir….. Carmen Martin Gaite
    tiene 65 años menos que nosotros.
    O lo que es peor, somos 65 años más viejos que Carmen.
    Y parados aquí, Entrevisillos “aburrió” un poco, pero somos ingratos.
    Tal vez no sea para tanto, hay cosas peores, creo.
    (aclaro que nunca leo nada, ni artículos, ni reseñas, ni comentarios sobre los libros,
    antes de leerlos; para no caer en prejuicios y demás maldades.
    Tampoco lo hago antes de escribir los comentarios en este blog)
    En sí, el libro me aburrió, pero seguí con curiosidad la histeria de Elvira,
    o la simpática figura de Natalia, la apatía urbana de Pablo, el ático kitsch
    de Yoni, y toda la ciudad, bien descripta, y todo eso.
    Pude leerlo, y seguir viviendo sin el malhumor que, por ejemplo, me dejó
    el libro de Roncagliolo: “Pudor”. (que ya explicaré,.. si estoy de buen humor, ejem!)
    (si fue el objetivo de Roncagliolo de dejarme con malhumor para poder recordar
    su nombre, pues lo logró. Y perdí,…. tengo dos de las tres neuronas de mi cerebro
    procesando el estres de tener Pudor).

    Bueno, solo era para decir presente.

    Por lo de lista de libros a leer, acepto.
    Si se me ocurre una propuesta diferente, la escribiré en este mismo blog.

  4. David dice:

    Muchas gracias por tus comentarios, Pablo, como siempre. Creo que al menos estaremos de acuerdo en una cosa sobre Roncagliolo: Pudor no aburre. ¿Habrá puesto a todos de mal humor? Lo veremos en unos días.
    ¡Hasta pronto!
    David

  5. pablo dice:

    Buenas tardes!

    Estábamos hablando de “Pudor”, de Santiago Roncagliolo.
    Creo que la reunión del sábado 28 fue bastante entretenida y
    a la vez confusa para mi…. (¿habrá sido por la falta de la mesa?)
    Estoy leyendo el libro, otra vez, porque los comentarios de los/las
    compañeros/as me han dejado fuera de juego.
    Como comentaba Vicente, sobre éste libro, Roncagliolo es,
    o muy vanguardista o “inmaduro”, o como decimos en estos casos en mi país:
    “o Sabe Mucho o no Sabe Nada”.

    El sábado, antes de entrar a la sala, Etsuko me preguntó
    sobre el final del libro….. y le contesté que nada, que no pasó
    nada extraordinario… (perdón, Etsuko….. fue mi impresión del libro)
    Pero, luego, en la sala, los comentarios fueron alejándome
    de mi primera impresión del libro,..
    ¿es que tan mal interpreté las posibles lecturas del libro?….
    Todo estaba bien, digo, la lectura del libro, hasta la parte
    donde Lucy, la esposa, confiesa que las notas “subidas de tono”
    las escribió ella misma…. y eso me dejó de muy mal humor,
    porque no me pareció un recurso legítimo dentro de la totalidad
    del relato. (Es como si en El nombre de la rosa, todos lo homicidios fueran inconexos,
    o que apareciera Sherlock en las novelas de Christie,
    que Buendía termine cambiando de nombre a Buenanoche, y así.)
    Y a partir de allí, mi disgusto me embruteció (aún más de esto que soy) y
    no logré disfrutar ni discernir entre palabras escritas de continuo con literatura.
    Así que leo otra vez el broli y escribo lo que veo que me queda en la sesera.

    to be continued. (¿?)

    jorge, el ciego que se come las hojas del libro….

  6. Biblioteca Tokio dice:

    ¡Muchas gracias Pablo! Yo también disfruté mucho de la tertulia con todos vosotros y, aunque no lo comenté en el debate, también me fastidió mucho descubrir que Lucy era la que se escribía a sí misma las notas. Aunque, bien pensado, esa es solo su versión cuando el marido la descubre. No recuerdo en estos momentos si hay alguna prueba que lo demuestre. Quizás fuera simplemente una manera de salir del paso de Lucy, para no tener que confesar una infidelidad (aunque fuera de pensamiento únicamente) a su marido.
    ¡Saludos!

  7. Vicente dice:

    Respondiendo a los dos a la vez… Podría ser la idea para una novela completa. La esposa le comenta al marido que ella misma ha escrito las notas pero no es verdad. Podría convertirse en un thriller de misterio en el que aparecería el auténtico autor de las notas y por la misma confesión previa de la esposa, ella no podría pedir ayuda a su esposo si tuviera un problema. Al final sería muy difícil separar la realidad de la ficción.
    Volviendo a la realidad del club de lectura es cierto que Santiago Roncagliolo no explota esta línea de la historia. Quizás las historias de Pudor necesitaban más espacio para desarrollarse o el propio objetivo del autor era éste,plantar una semilla para crear debates.

  8. Alicia dice:

    Hola a todos
    Perdón por meterme donde no me llaman, y ademàs no he leído el libro (aún)…
    Me entraron ganas de discutir con tres tíos si la historia màs fuerte del libro es eso que escribió la chica.
    Se me ocurre que escuchéis una canción de Cecilia, no sè si se llama ramito de violetas ¿?
    Ah! Que no va de eso?….perdón

  9. Biblioteca Tokio dice:

    Hola Alicia. Sí, tienes razón, la canción de Cecilia se llama así y la historia de Lucy tiene algunas semejanzas con la canción de Cecilia, aunque en la canción de Cecilia, que se titula como tú indicas, es el marido el que escribe las notas. Eso sí que queda descartado en la novela de Roncagliolo. Te animo a que leas el libro. Yo creo que te va a gustar. ¡Saludos!

  10. pablo dice:

    Tarde pero inconcluso….

    Vamos a ver,… le debo una disculpa a Roncaglolio.
    En mi primera lectura no pude creer que un escritor
    así ganara un premio Alfaguara. Por mí, le daba el 
    premio DeAgostini,…. el tercer puesto… y con coima.
    Pero héte aquí que los equivocados fui yos.
    Ya estoy por la cuarta lectura y recién ahora puedo hilvanar 
    lo poco que logré entender.
    Veamos, voy al último capítulo de la novela,
    que es donde creo ver el intríngulis de la cosa.
    El gato que se queda viendo la pantalla de la tele,
    y monologuea acerca de lo que ve.
    Una telenovela, “Los Ramos” en la que todo está muy 
    agradable y obvio. 
    Entonces nos queda (me queda) la duda de dónde está la
    realidad. Como esas obras autoreferenciales.
    Todo lo acontecido antes del monólogo del gato, 
    ¿es una telenovela?¿por la vulgaridad y los productos, 
    maníacamente detallados,
    nombrados (el Marlboro, el Fiat  y todos los cosméticos de 
    Lucy, etc.), lo inverosímil de las situaciones, 
    la “confesión de al autoría de las notas”, etc. ?

    O todo lo contrario, la realidad como una telenovela vulgar,…

    De todos modos allí está el premio Alfaguara para 
    “garantizar” la literatura Roncagliolo. 
    Toda ficción debe dejar algo como para masticar luego, 
    mientras vivimos. 
    Dejamos el “pudor” para ir al profuso Carpentier,
    que creo que, por inmortal, es imprescindible.

    pablo

  11. pablo dice:

    Olvidóseme decir dos cosas.

    Uno-Recuerdo haber sufrido un mal humor parecido al leer Pudor,
    viendo una película de Alejandro Amenábar.
    “Abre los ojos”, creo que es el título.
    Dos-Si tuve que leer cuatro veces el libro, algo deber
    fallar entre Roncagliolo y yo. Alguno de los dos no es escritor, je.
    Tres-muy retorcido el libro, me superó.
    Cuatro-si por aquí pasa la vanguardia literaria, estoy fuera de ese club.
    Cinco-eran dos cosas.

    pablo

  12. Biblioteca Tokio dice:

    😉 Pablo, ya sabes aquello de que los amores más querido son los más reñidos, ¿no? Bueno, ¡quizás este sea el comienzo de un gran amor entre Roncagliolo y tú! ¡Eso espero!
    David.

Deja un comentario

  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • Correo electrónico
  • RSS

Instituto Cervantes de Tokio

Edificio Instituto Cervantes 2-9 Rokubancho,
Chiyoda-ku 102-0085
Tel. 03 5210-1800 / Fax 03 5210-1811

¿Qué dicen nuestros alumnos?

© Instituto Cervantes 1997-2017. Reservados todos los derechos. bibtok@cervantes.es