El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Instituto Cervantes de Tokio

Blog sobre nuestros cursos de español y las actividades culturales

Martín Chambí: el poeta de la luz

El 1 de noviembre de 2018 en Cultura, Noticias por | Sin comentarios

La exposición de la escuela cusqueña de fotografía llega al Instituto Cervantes de Tokio con la obra de Martín Chambí a la cabeza. 

Martín Chambí, también conocido como «el poeta de la luz», fue uno de los más importantes fotógrafos del continente latinoamericano, considerado, asimismo, el primer retratista indígena. El artista registró durante medio siglo la arquitectura del Perú, su sociedad, los pasajes andinos e, incluso, fue el primero en realizar un reportaje fotográfico de la ciudadela de Machu Pichu. Su peculiar estilo técnico matizado con una estética singular, en aquel entonces, lo llevaron a tomar algunas de las imágenes más destacadas de la fotografía latinoamericana del siglo XX.

Martín era solo un niño cuando descubrió la primera cámara fotográfica. Trabajaba en las minas de oro de Carabaya, siendo parte de las cuadrillas de trabajo locales de la Santo Domingo Mining Co. Un día, un ingeniero inglés encargado de la documentación gráfica de la zona trajo consigo un extraño artefacto que marcó la v82792915_965c00cdf9ida del joven puneño: se trataba de una cámara fotográfica, un artefacto capaz de inmortalizar momentos y realidades en un fragmento de papel. Desde aquel entonces, Chambí quedó hechizado con la idea de poder ser, él mismo, el encargado de capturar instantes por el resto de la eternidad. Por ello, se pasó dos años de su vida recolectando pepitas de oro que se almacenaban en la boca de la mina por el efecto de la lluvia. Cuando consiguió rellenar un frasco entero pudo pagar sus gastos como aprendiz de fotografía y dejó el trabajo para trasladarse a Arequipa, junto al famoso fotógrafo Max T. Vargas. Allí aprendió todo lo necesario para levantar lo que hoy conocemos como el imperio fotográfico cusqueño.

El estilo de Martín coincidió en técnica con algunos de los más importantes fotógrafos de la historia, como Walker Evans o Richard Avedon. Desde luego, su exuberante esfuerzo y su capacidad de colarse en los escenarios más difíciles hicieron que su obra se coronara como «una de las más grandes del siglo XX», tal y como aseveró el emblemático Museum of Modern Art de Nueva York.

Chambí recorrió los territorios incas subido en una mula y cargando cámaras de gran formato: enormes y aparatosas. Indios, mestizos y blancos posaron ante sus ojos en innumerables ocasiones. Todo su espectro artístico le hizo merecer del apelativo «poeta de la luz», ya que componía sus fotografías como si de pinturas se tratase: esperaba pacientemente a que la luz revelara el momento perfecto, adornado con los detalles y los contrastes idóneos.

A pesar de que cosechó una temática fotográfica muy diversa, su debilidad siempre fue el retrato indígena. Martín Chambí provenía de una familia de campesinos quechuahablantes y el vínculo con los indios era un lazo de sangre. En sus fotografías retrató todo tipo de perfiles: agricultores, pastores, personajes locales, etc. Ninguno de estos tenía el suficiente dinero como para pagar una de sus fotografías, pero el «poeta de la luz» les regalaba copias de las imágenes que tomaba. Chambí ejerció una labor de documentalismo y denuncia social, así como de concienciación hacia los grupos desprotegidos.

Este mes de noviembre tiene lugar el aniversario de Martín Chambí: el día seis se cumplirán 127 años de su nacimiento y ya 45 de su fallecimiento, aunque hoy en día la obra del artista, caracterizada por la fuerza, potencia y sensibilidad de sus imágenes,  sigue maravillando al mundo.

callemantas chambi

 

La Inauguración de la exposición tendrá lugar el miércoles 21 de noviembre a las 18:30 en el Instituto Cervantes de Tokio. Permanecerá abierta al público hasta el día 12 de diciembre. La exhibición reunirá obras de la escuela cusqueña de fotografía, cuyo mayor exponente fue Martín Chambi, pero también podrán apreciarse obras de otros representantes de la escuela como Crisanto Cabrera, César Meza, Horacio Ochoa, David Salas, Fidel Mora, Pablo Veramendi, Avelino Ochoa o el peruano nikkei Eulogio Nishiyama.

Texto: Luis A. Pérez

Bibliografía Consultada:

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Deja un comentario

© Instituto Cervantes 1997-2018. Reservados todos los derechos. bibtok@cervantes.es