El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Instituto Cervantes de Tokio

Blog sobre nuestros cursos de español y las actividades culturales

Seijiro Yazawa, salvoconducto entre dos mundos

El primer japonés que pisó Venezuela llegó a las costas sudamericanas en busca de petróleo. La fiebre petrolera del momento (siglo XX) estaba atrayendo a miles de intrépidos viajeros hacia las arenas venezolanas, y Seijiro Yazawa, nuestro protagonista, no quiso ser menos.

La inmigración japonesa en Venezuela, a diferencia de lo acaecido con otros países de la zona, fue un proceso muy lento debido a la legislación venezolana de entonces, la férrea ley de inmigración y colonización de 1894que negaba la entrada a los individuos “que no fueran de raza europea”. Sin embargo, toda regla tiene su excepción, y en este caso, los japoneses que consiguieron penetrar en el país  sembraron las raíces de la actual comunidad japonesa en Venezuela.

La tardía incorporación de la sociedad nipona a la nación venezolana hizo que Japón permaneciera hasta hace muy poco como un país desconocido, lejano e irrelevante. El régimen gomecista, establecido por Juan Vicente Gomez desde 1908 a 1935, se caracterizó por ser extremadamente desconfiado con los extranjeros, consecuencia directa de la frágil situación sanitaria del país, azotada por el paludismo, la malaria o la gripe.

Seijiro Yazawa fue el primero de los casi treinta afortunados que lograron colarse en la «Piccola Venezia» antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, concretamente en 1928. Seijiro, líder de la Casa Comercial de Yazawa, fue un ambicioso comerciante apasionado de la explotación petrolera: «busqué Venezuela en un mapa, estudié la situación y decidí venirme para conseguir concesiones petroleras», declaró hace ya más de cien años. La gran mayoría de los japoneses que entraban al país durante aquella época se dedicaban a montar quincallerías para vender juguetes a precios más baratos que los de otros países y que los propios artículos domésticos, aprovechando la alta demanda local.

La ambición de Yazawa debe su tenacidad a las palabras que un día un cliente le insinuó: «existe en Venezuela un lago llamado Maracaibo, donde en un pozo se produce la misma cantidad de petróleo que sale de todos los yacimientos del Japón». Este apunte inspirador dio alas al comerciante, que se aprovechó de la coyuntura histórica del momento (la inminente llegada de la guerra) para ofrecer a su país las concesiones petroleras que tanto ansiaba. Desde Yokohama hasta la Guaira, pasando antes por Panamá, Yazawa completó un periplo que lo mantuvo entretenido durante casi un año. Cuando encontró los pozos de petróleo convenientes pidió ayuda financiera al gobierno, pero sus pretensiones se vieron frustradas por las alineaciones estratégicas que los países estaban llevando a cabo en pro de la futura contienda. La Marina japonesa se negó a invertir en un país bajo dominio de los Estados Unidos, por considerarlo una acción de riesgo. Fue entonces cuando Yazawa se vio obligado a renunciar a su sueño sin saber que a pesar de no haber cumplido sus expectativas, su huella quedaría grabada con tinta indeleble en el devenir de la historia.

La visita del Sr. Seijiro se considera hoy en día el punto de partida de las relaciones bilaterales entre Japón y Venezuela, que cumplen en este presente mes de octubre 80 años. En la actualidad, ambos países han sellado una relación de complementariedad desde que en los años treinta se establecieron las primeras relaciones diplomáticas. El potencial tecnológico de la nación del «Sol Naciente» ha servido, desde entonces, como moneda de cambio para las importantes reservas energéticas del país iberoamericano.Lago_de_Maracaibo._Pozos_petroleros

Foto: Pozos petroleros en el lago de Maracaibo, Venezuela (1929) Fuente: Colección Leonor Hall                                     

Texto: Luis A. Pérez Rodríguez

Bibliografía consultada

  • Humania del Sur. Año 3, Nº 5. Julio-diciembre, 2008. José Luis Cordeiro. Japón y Venezuela: Dos economías complementarias… pp. 43-54
  • Humania del Sur. Año 3, Nº 5. Julio-diciembre, 2008. Shigeru Noguchi. Historia de los inmigrantes japoneses en Venezuela… pp. 27-42
  • Breve historia de la inmigración japonesa en Venezuela. Recogido en https://www.hechoscriollos.com.ve/2016/11/02/breve-historia-la-inmigracion-japonesa-venezuela/ Fecha de consulta: 06/09/2018

En octubre descubrimos «El secreto del orfebre», de Elia Barceló

El 2 de octubre de 2018 en Biblioteca, Club de lectura por | 7 Comentarios

Elia Barceló en el instituto Cervantes de Dublín¿Cuál es el secreto del orfebre, de ese hombre que viaja de Nueva York a España para reencontrarse con su pasado y con un amor que le cambió la vida? ¿Quién es Elia Barceló?

Empecemos por la autora: Elia Barceló es una escritora española, nacida en Elda, Alicante, con más de veinte novelas a sus espaldas.

Algunas de sus obras están dirigidas al público juvenil (El almacén de las palabras terribles, La roca de Is, Cordeluna). En ellas aparecen elementos fantásticos que también podemos encontrar en sus novelas para adultos, como en El vuelo del hipogrifo o en el propio El secreto del orfebre. Otros de sus títulos se ajustan más al género de la ciencia ficción (El mundo de Yarek, Consecuencias naturales…). De la mano de Elia Barceló podemos adentrarnos incluso en la novela de terror con El contrincante. Una historia que su autora imaginó con un título en japonés: Uke.

Pero Elia Barceló nunca quiso ser una escritora de literatura juvenil, fantástica, de ciencia ficción, o de terror. Elia Barceló siempre quiso ser escritora sin más. Y en su bibliografía podemos encontrar otras obras aún más difíciles de clasificar bajo una sola etiqueta (Corazón de tango, Disfraces terribles, Las largas sombras, El color del silencio… )

La novela que comentaremos el próximo sábado 6 de octubre transcurre en el territorio imaginario de Umbría, un espacio inventado por la propia Elia Barceló junto a otros tres escritores (César Mallorquí, Julián Díez y Armando Boix).

En esa imaginaria provincia española que tiene sus propias fiestas y tradiciones es donde se desarrolla la historia de amor de Celia y Juan, sus protagonistas, que se encuentran, se pierden y vuelven a encontrarse a través de tiempos y espacios que se entrecruzan en el relato.

El secreto del orfebre es…

Uno de esos raros ejemplos en los que la literatura se lanza sin miedo a abordar los temas eternos, y lo hace para que nos planteemos cuestiones fundamentales: ¿es el tiempo más fuerte que el amor?, ¿de qué forma perdura la belleza?, ¿es el cuerpo un mapa del deseo con fecha de caducidad?, ¿puede el deseo alterar la realidad? La nostalgia, el sexo, la pasión, la identidad…, nos hallamos ante una obra que abordando los sentimientos en profundidad, sabe ser rigurosamente nueva: una bellísima historia del fin del milenio sobre la imposibilidad del amor. Simplemente hay que abrir el libro y comenzar a leer.

La cita es de la página de Roca Editorial, donde este título ha sido vuelto a publicar hace menos de un año. Una cita que plantea muchas preguntas que intentaremos resolver, o al menos abordar, en nuestra sesión de debate del próximo sábado.

¡Feliz lectura!

Lecturas programadas para el tercer cuatrimestre de 2018:

(Sábados a las 10:30)

¡Reserva ahora!

6 de octubre: El secreto del orfebre, Elia Barceló.

17 de noviembre: Mujeres de ojos grandes, Ángeles Mastretta.

8 de diciembre: El buen vecino, Juan Mayorga

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

Música, gastronomía y cultura judeoespañola en el Instituto Cervantes de Tokio

El 19 de septiembre de 2018 en Cultura, Noticias por | Sin comentarios

La riqueza de la cultura judeoespañola llega por primera vez, en profundidad, a Tokio en el III Congreso Internacional sobre el Español y la Cultura Hispánica, que dedicará dos jornadas al análisis de las comunidades sefardíes

Magnifying glass and ancient old map

El «III Congreso Internacional sobre el Español y la Cultura Hispánica» regresa al Instituto Cervantes de Tokio en su tercera edición. El evento, organizado por el Observatorio de la Lengua Española en Japón, llega en una ocasión especial: el 150 aniversario de las relaciones diplomáticas entre España y Japón.

Durante los días 4, 5 y 6 de octubre, múltiples actividades de temática plural se desarrollarán en el centro tokiota. Esta vez, el programa cuenta con un concierto de música, degustaciones gastronómicas  y conferencias relacionadas con la variedad lingüística o la literatura española.

El tema estelar del congreso vendrá, este año, marcado por la influencia sefardí. El día 4 de octubre tendrá lugar la «jornada de cultura sefardí», que inaugurará el acontecimiento hispanista a modo de precongreso. Paco Díez, mayormente conocido por ser el especialista español más importante en música sefardí, se encargará de poner la banda sonora a la tarde.  Asimismo, una exposición fotográfica de la Red de Juderías de España servirá, por su parte, de hilo conductor para que los asistentes puedan apreciar la variedad cultural de las tradiciones judeoespañolas. Además, se podrá disfrutar de una degustación de dulces y vino kosher al final de la jornada.

Los días 5 y 6 de octubre estarán dedicados a las dos jornadas del Congreso; en estas se contará con la participación de expertos del universo hispanista –españoles, latinoamericanos y japoneses-. Habrá un espacio dedicado al mundo de la traducción, donde el profesor Fumiaki Noya hablará de su experiencia con la traducción de las obras más destacadas de la literatura latinoamericana. Este congreso pondrá, de esta manera, el broche de oro al décimo aniversario de la inauguración del  Instituto Cervantes en Tokio.

Accede aquí al programa oficial del congreso

Contenido Multimedia:

https://www.youtube.com/watch?v=_UAvGqjq7Fs

(Cante sefardí paralitúrgico compuesto en Bordeaux –Francia- en el siglo XVII, llevado a América y de nuevo traído a Europa. Interpretado por Paco Díez y Raúl Olivar)

http://www.rtve.es/alacarta/audios/emision-en-sefardi/

(Programa de cultura sefardí en RNE: “Emisión en Sefardí”)

http://www.rtve.es/alacarta/audios/emision-en-sefardi/emision-sefardi-kante-capella-arvoles-yoran-luvias-04-09-18/4712204/

(Kante a capella: “Arvolés yoran por luvias”, Rajel Barnatán. Interpretado por Viviana Rajel Barnatán)

Texto: Luis A. Pérez

El Festival Vive México nos presenta a Jaime Chabaud y “Rashid 9/11”en el club de lectura

El mes de septiembre llega al Instituto Cervantes de Tokio con sabor a tamales y tequila. El festival Vive México abre sus puertas para deleitarnos con la inmensa riqueza cultural que empapa las tierras aztecas. ¿A qué esperas para sacar el sombrero y el guitarrón?

Desde el 1 de Septiembre hasta el 15 de septiembre, el festival Vive México, organizado por Nadieshda CCI junto con la colaboración de la Embajada de México en Japón y el Instituto Cervantes, será accesible para todos los interesados. Dentro de este evento podremos disfrutar de múltiples actividades, tales como obras de teatro, cortos de cine, música en directo o exposiciones de arte; sin olvidar, cómo no, nuestro propio club de lectura, que esta vez nos hará viajar hasta tierras nahuas junto a Jaime Chabaud.jaimechabaud copie

El dramaturgo y guionista mexicano Jaime Chabaud es natural de Ciudad de México. Durante su trayectoria ha sido galardonado con numerosos premios del gremio artístico, el más reciente el «Premio Juan Ruiz de Alarcón», en 2013.  Jaime es conocido por elaborar producciones dramáticas que relacionan la historia con la literatura. Entre sus obras destacan ¡Que viva Cristo rey! (1992), Perder la cabeza (1995) y Rashid9/11 (2007), la cual vamos a analizar y comentar en nuestro club de lectura el próximo 8 de septiembre. La mayoría de sus creaciones plantean visiones de conflictos históricos intercalados con recursos literarios y, a veces, con elementos fantásticos.

Rashid 9/11 nos retrotrae a un acontecimiento clave de la historia de la humanidad; un suceso que colapsó el mundo y que muchas veces se utiliza para marcar un antes y un después en varias de las ciencias relacionadas con la historia: el 11S y los atentados terroristas perpetrados en Estados Unidos.

La susodicha obra, ganadora del premio Víctor Hugo Rascón Banda, se enmarca en una  temática especulativa y conspirativa que da vida a la literatura que muchos analistas han consagrado en los últimos años alrededor de los supuestos misterios y leyendas urbanas relacionadas con la autoría del 11S. A partir de esa corriente de duda e incertidumbre, Chabaud aprovecha para contarnos la historia de Rashid, un personaje ficticio de origen árabe, atormentado por la muerte de su esposa y a cargo del cuidado de su único hijo. Padre e hijo comenzarán una nueva vida plagada de prejuicios y convencionalismos en los Estados Unidos, donde Rashid tendrá que encontrar un nuevo puesto de trabajo para sacar adelante a su familia.

 A continuación, ofrecemos algunos enlaces que pueden ser de interés para quien quiera profundizar en el perfil biográfico y literario de Jaime Chabaud:

Biografía, bibliografía y distinciones de Jaime Chabaud.

Entrevista con Jaime Chabaud sobre sus últimas producciones

Os esperamos el sábado, a las 10:30h. ¡Pero no os olvidéis de reservar!

¡Feliz lectura!

Aquí puedes consultar el itinerario completo del festival Vive México 

Lecturas programadas para el tercer cuatrimestre de 2018:

(Sábados a las 10:30)

¡Reserva ahora!

6 de octubre: El secreto del orfebre, Elia Barceló.

17 de noviembre: Mujeres de ojos grandes, Ángeles Mastretta.

8 de diciembre: El buen vecino, Juan Mayorga

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

 

Texto: Luis A. Pérez Rodríguez

Foto: Jaime Chabaud, cedida por la editorial Paso de Gato.

 

Bibliografía Consultada

 

 

 

 

Luis García Montero, nuevo director del Instituto Cervantes

El 22 de agosto de 2018 en Noticias por | Sin comentarios

FER_0353 (1)

El Consejo de Ministros del Gobierno de España nombró director del Instituto Cervantes, el día 20 de julio, al escritor y catedrático Luis García Montero (Granada, 1958).

García Montero es catedrático de Literatura Española en la Universidad de Granada, además de poeta, narrador y ensayista. Durante su carrera ha recibido numerosos premios literarios, como el Premio Nacional de Literatura en 1994, entre otros.

Durante la Reunión Anual de Directores del Instituto Cervantes, celebrada en Orihuela (Alicante) del 23 al 26 de julio, García Montero se mostró comprometido con la institución en su misión de alcanzar «la máxima transparencia». «Yo vengo aquí a escuchar más que a hablar, prefiero pensar las cosas antes de decirlas», sostuvo. García Montero afirmó, a su vez, que el idioma español y su cultura son seña de identidad fundamental de nuestra presencia en el exterior y un soporte esencial de la imagen de España en todo el mundo. Declaró que defenderá «el español y todas las culturas del Estado y de las nacionalidades que se integran en la nación ». 

El día 1 de Agosto, en la toma de posesión de su cargo, el poeta, novelista, ensayista y catedrático granadino abogó por «una diplomacia cultural de energía panhispánica, con el idioma como puente entre España, Europa y Latinoamérica». A su vez, ha expresado su deseo de abrir un centro en Washington, y de ampliar la red de la institución por el África subsahariana y Asia.

García Montero concluyó sus declaraciones con la lectura de uno de sus poemas, el titulado Un idioma, del libro Vista cansada, porque considera que esta es una forma más de prometer que cumplirá con las tareas asumidas como director del Instituto Cervantes y de reivindicar «la dignidad de la gente, única propietaria de su idioma».

Una versión más completa de este artículo está disponible en la página electrónica de la sede central del Instituto Cervantes en España.

 

 

Información elaborada por el Departamento de Prensa del Instituto Cervantes.

Resumen elaborado por Luis A. Pérez Rodríguez

Foto: Instituto Cervantes (Fernando Gutiérrez Llorente)

Sergio Ramírez en el club de lectura del Instituto Cervantes de Tokio

El 18 de julio de 2018 en Biblioteca, Club de lectura por | 1 comentario

Durante el mes de junio, el escritor nicaragüense Sergio Ramírez participó en el Club Virtual de Lectura del Instituto Cervantes. Lectores de todo el mundo tuvieron entonces ocasión de leer, a  través de la biblioteca electrónica del Instituto, Ya nadie llora por mí, la última novela del más reciente Premio Cervantes, para luego compartir con el autor impresiones e ideas acerca de la obra.

Lamentablemente, circunstancias ajenas a la literatura impidieron que Sergio Ramírez pudiera participar activamente en el debate, las mismas circunstancias que ahora han obligado a cancelar su visita a Tokio, prevista en principio para el mes de septiembre.

Pero leer los textos de Sergio Ramírez siempre merece la pena. Autor de más de una docena de novelas, multipremiado y traducido a más de veinte lenguas (también al japonés, por Ryukichi Terao), sus cuentos ocupan igualmente un lugar importante en su bibliografía, tras haber escrito casi un centenar. A uno de ellos, no muy extenso pero sí suficientemente significativo, dedicaremos nuestra sesión de lectura del mes de julio.

«Flores oscuras» es su título. Un relato de apenas trece páginas que a su vez da título al volumen de doce historias en el que fue publicado en 2013. En este libro, «cada personaje batalla contra sus propios conflictos y esconde sus propios secretos»[…] «Sergio Ramírez se asoma a los misterios del alma humana en doce sorprendentes relatos llenos de colores vivos y negras sombras». Al menos eso nos asegura su sinopsis. Seguro que Sergio Ramírez no nos defraudará.

Os esperamos el sábado, a las 10:30h. No os olvidéis de reservar.

Por cierto, ya están programadas las lecturas para el tercer y último cuatrimestre del año. A ver qué os parecen.

¡Feliz lectura!

Lecturas programadas para el tercer cuatrimestre de 2018:
(Sábados a las 10:30)

21 de julio: «Flores oscuras», Sergio Ramírez. ¡Reserva ahora!

8 de septiembre: (Festival Vive México): Rashid 9/11, de Jaime Chabaud.
6 de octubre: El secreto del orfebre, de Elia Barceló.
17 de noviembre: Mujeres de ojos grandes, de Ángeles Mastretta.
8 de diciembre: El buen vecino, de Juan Mayorga.

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

Carmen Martín Gaite y “La oficina”, en nuestro club de lectura

Carmen Martín Gaite. Imagen cedida por Ed. SiruelaHace unos años, Laura Freixas, que protagonizó nuestro club de lectura del pasado mes de diciembre, visitó uno de nuestros centros y nos dio algunas de las claves para leer la obra de Carmen Martín Gaite, la autora sobre la que hablaremos el próximo sábado, día 9, en nuestra sesión de lectura de junio.

En aquella ocasión, Laura Freixas recomendaba a los lectores extranjeros El cuarto de atrás, la quinta novela de Carmen Martín Gaite, para comenzar a leer la obra de la autora salmantina, fallecida en el año 2000. Nosotros, sin embargo, hemos optado por una obra más breve, un cuento largo titulado «La oficina».

Laura Freixas apuntaba además otras características del estilo y la obra de Martín Gaite: «su gran capacidad de análisis, de reflexión, de introspección, su capacidad de mezclar, con naturalidad, lo popular y cotidiano con lo culto, la enorme riqueza y plasticidad de su lenguaje y, cómo no, la gran variedad de géneros que aborda en su obra: novela, cuento, teatro, ensayo, diario, autobiografía…»

La autora de obras tan reconocidas como Entre visillos, Retahílas o Caperucita en Manhattan profundizó además en su obra, según Freixas, en temas propios de la mujer que apenas habían sido tratados en la literatura española hasta entonces: la relación madre-hija, el personaje del ama de casa, la introspección femenina, los distintos modelos de mujer… la disección crítica de los roles de género, la desigualdad, relación de poder e incomunicación entre los sexos…

Merece la pena leer la entrevista completa a Laura Freixas, sobre Carmen Martín Gaite y sobre su propia obra, tal como quedó recogida en el blog del Instituto Cervantes de Dublín. Pero sobre nuestra autora del mes de junio hay, como casi siempre, mucha información en Internet.

A continuación, ofrecemos algunos enlaces que pueden ser de interés para quien quiera profundizar en su perfil biográfico y literario:

Os esperamos el sábado, a las 10:30h. No os olvidéis de reservar.

¡Feliz lectura!

Lecturas programadas para el segundo cuatrimestre de 2018:
(Sábados a las 10:30)

9 de junio: «La oficina», Carmen Martín Gaite. ¡Reserva ahora!
21 de julio: «Flores oscuras», Sergio Ramírez.

Sesiones moderadas por David Carrión, jefe de biblioteca.

Ganadores del concurso de minirrelatos Iberia

El 25 de mayo de 2018 en Noticias por | Sin comentarios

concurso Iberia3

Ya tenemos ganadores para el primer concurso de minirrelatos Iberia. Como recordaréis, el tema propuesto a todos los participaciones era el siguiente:

¿Qué es lo que más te gusta de España?

Pues bien, tras arduas deliberaciones, nuestro jurado ha decidido proclamar como ganadores los relatos presentados por:

Sanako Ogawa (relato en español)

Kana Shimokawatoko (Relato en japonés)

Muchas gracias a todos los que habéis participado y nos habéis enviado vuestras historias. Y por supuesto, muchas gracias a Iberia. Sin vosotros, esta actividad no habría sido posible.

Las ganadoras del concurso serán obsequiadas con un viaje de ida y vuelta Tokio-Madrid. ¡Enhorabuena! ¡Esperamos que disfrutéis de vuestra estancia en España!

¿Y qué podemos decir a los demás participantes? Pues que os animamos a participar en la próxima edición de este concurso, que anunciaremos en su momento a través de este blog.

¡Hasta pronto!

¿Qués es lo que más me gusta de España? Por Sanako Ogawa

El 25 de mayo de 2018 en Noticias por | Sin comentarios

concurso IberiaConcurso de minirrelatos Iberia: ¿Qué es lo que más te gusta de España?

Antes de nada, me encanta el ambiente de la ciudad histórica. El aire tiene aroma levemente a ladrillo de hace siglos.

Al llegar a una ciudad, siempre voy a buscar una plaza. Allí, la gente esta dando un paseo o charlando con los amigos, y en el centro, los niños están jugando…. Es como si fuera un salón o un patio de la casa. Cerca de la plaza hay un iglesia y suenan las campanas. Sobre de la torre, se puede encontrar el nido de la cigüeña. El tiempo pasa con toda tranquilidad.

En segundo lugar, me gusta la comida española. Los restaurantes tienen platos típicos de la provincia. Es interesante poder saber la especialidad de cada región. También, pienso que hay un sistema maravilloso en España: los bares, tiene tapas y pinchos. Por ejemplo, uno tiene mariscos, otro tiene solamente lomo de cerdo, si quiere tomar la costilla hay más tiendas. Por eso, durante la noche, mucha gente pasea por la calle.

En tercer lugar , soy aficionada a ver los monumentos históricos. Por ejemplo, la muralla, la puerta, el puente romano, el acueducto, la iglesia y la arquitectura árabe. En España, en muchos lugares, están muy bien conservados y me ayudan a imaginar la vida de cada época. Además, lo que me sorprendió es que muchos de ellos son todavía usados en el momento actual. Es realmente increíble que podamos usar un edificio más de 15 siglos.

Después de todo, lo que más me gusta de España es poder estar en un lugar histórico con los monumentos, imaginando la vida de aquel tiempo, tomando los pinchos con un vaso de vino en un bar que está cerca de la muralla. Algunas veces, me vuelvo a recordar qué es importante de nuestra vida actual

Un naufragio, trescientos abrazos y un reloj

En 2018, España y Japón celebran el 150 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas. En entradas anteriores, ya hemos tratado de los orígenes de estas relaciones. Incluso mencionamos de pasada un accidente, más concretamente un naufragio, en el que nos centraremos hoy.

Corría el año 1603 cuando,  tras un periodo de guerra civil en Japón, Ieyasu Tokugawa unificó Japón y trasladó la capital del país a Edo (actual Tokio), dando así nombre a un periodo que duraría más de dos siglos.

En aquella época, el imperio español poseía importantes bases en Filipinas, siendo la de Manila una de las más conocidas. Por esta razón, era frecuente el tránsito de barcos españoles por los mares de Asia. Así, en 1609 tres galeones con los nombres de San Francisco, Santa Ana y San Antonio salieron desde las islas Filipinas rumbo a Nueva España (actual México).

Debido al mal tiempo, el San Francisco tuvo que separarse de los dos anteriores, con la mala suerte de que el 30 de septiembre, tras fuertes tormentas, el galeón acabo naufragando cerca de la costa de Kanto, concretamente en la costa de Iwawada, situada en Onjuku, un pueblo costero de la prefectura de Chiba.

De las 373 personas que viajaban a bordo del barco, 56 murieron. Sin embargo, los otros 317 tripulantes fueron rescatados y atendidos por los 300 aldeanos de Iwawada. Las «ama» de la localidad (mujeres pescadoras buceadoras) rescataron a estos supervivientes que, debido a la baja temperatura del agua y probablemente al estrés de la situación, estaban temblando.  Según algunas fuentes, ellas fueron las que salvaron realmente a los náufragos, dándoles calor y protección con su piel desnuda. De ahí que a este episodio se le haya denominado, en ocasiones, como «el naufragio de los abrazos».

Después de tan terrible accidente, a los náufragos se les permitió vivir en el templo de Omiya, cercano al pueblo de Iwawada, donde pasaron los siguientes 37 días. Pasado este tiempo, Rodrigo de Vivero, exgobernador de Filipinas y pasajero en el barco siniestrado, recibió permiso para visitar al shogun, Hidetada Tokugawa, en Edo, y tras él a su padre, Ieyasu Tokugawa, en Sunpu. Por esta razón, Don Rodrigo decidió quedarse en Japón y no proseguir su viaje hacia Nueva España en el galeón Santa Ana.

En su reunión con el shogun, se discutieron varios asuntos de diplomacia. Don Rodrigo solicitó protección y libertad para los religiosos cristianos presentes en Japón, reiteró la necesidad de mantener y fomentar la amistad entre el rey de España y el rey de Japón y, en tercer lugar, pidió al shogun que expulsara a los holandeses, enemigos en ese momento de la corona española, de Japón.

El mandatario japonés accedería a cumplir las dos primeras peticiones. Sin embargo, no aceptó el tercer punto, dado que ya tenía un acuerdo previo con los holandeses. Después, ofreció una nave a Rodrigo de Vivero para que este pudiera continuar su viaje hacia Nueva España, con la única petición de que trajera mercaderes para abrir una ruta comercial entre los dos países.

Rodrigo de Vivero aceptó el navío que se le ofrecía con la condición de que estuviera listo en un año, comenzando así una actividad negociadora que derivaría en nuevas relaciones entre España y Japón.

Así pues, acompañado por 23 representantes japoneses y el padre franciscano Alonso Muñoz, Rodrigo de Vivero zarpó de la costa de japón en el galeón San Buenaventura en agosto de 1610 y llegó a Nueva España (México) a finales de octubre. Esta expedición sería la predecesora de la que en 1614 recalaría  en Coria del Río, un tema del que hemos hablado en una entrada anterior.

Rodrigo de Vivero se quedaría en Nueva España, pero Alonso Muñoz continuó su viaje hacia la corte en Madrid, comenzando así una serie de intercambios entre estos dos países.

Al ser informado el rey español, Felipe III, de cómo habían sido tratados los náufragos españoles por el pueblo y las autoridades japonesas, el monarca envió un barco de regreso a Japón, comandado por Sebastián Vizcaíno, a quien la posteridad consideraría como el primer embajador español en Japón.

En 1611, la embajada española llegaba a las costas de Uraga. A través de Sebastián Vizcaíno, el rey español enviaba varios regalos a Ieyasu Tokugawa. De todos ellos, el más famoso hasta nuestros días es el que se considera como el primer reloj mecánico de Japón, que se conserva en el santuario sintoísta Kunozan, a unos 170 kilómetros de Tokio. Un reloj fabricado por Hans de Evalo, relojero del rey español, en el año 1581.

Para profundizar en la historia del naufragio del galeón San Francisco, merece la pena ver el documental Del naufragio a la amistad realizado por Gonzalo Robledo, disponible en la biblioteca del Instituto Cervantes de Tokio.

Texto: Juan Manuel Gago Braulio.

© Instituto Cervantes 1997-2018. Reservados todos los derechos. bibtok@cervantes.es