El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

Instituto Cervantes de Tokio

Blog sobre nuestros cursos de español y las actividades culturales

Ganadores del concurso de minirrelatos Iberia

El 25 de mayo de 2018 en Noticias por | Sin comentarios

concurso Iberia3

Ya tenemos ganadores para el primer concurso de minirrelatos Iberia. Como recordaréis, el tema propuesto a todos los participaciones era el siguiente:

¿Qué es lo que más te gusta de España?

Pues bien, tras arduas deliberaciones, nuestro jurado ha decidido proclamar como ganadores los relatos presentados por:

Sanako Ogawa (relato en español)

Kana Shimokawatoko (Relato en japonés)

Muchas gracias a todos los que habéis participado y nos habéis enviado vuestras historias. Y por supuesto, muchas gracias a Iberia. Sin vosotros, esta actividad no habría sido posible.

Las ganadoras del concurso serán obsequiadas con un viaje de ida y vuelta Tokio-Madrid. ¡Enhorabuena! ¡Esperamos que disfrutéis de vuestra estancia en España!

¿Y qué podemos decir a los demás participantes? Pues que os animamos a participar en la próxima edición de este concurso, que anunciaremos en su momento a través de este blog.

¡Hasta pronto!

¿Qués es lo que más me gusta de España? Por Sanako Ogawa

El 25 de mayo de 2018 en Noticias por | Sin comentarios

concurso IberiaConcurso de minirrelatos Iberia: ¿Qué es lo que más te gusta de España?

Antes de nada, me encanta el ambiente de la ciudad histórica. El aire tiene aroma levemente a ladrillo de hace siglos.

Al llegar a una ciudad, siempre voy a buscar una plaza. Allí, la gente esta dando un paseo o charlando con los amigos, y en el centro, los niños están jugando…. Es como si fuera un salón o un patio de la casa. Cerca de la plaza hay un iglesia y suenan las campanas. Sobre de la torre, se puede encontrar el nido de la cigüeña. El tiempo pasa con toda tranquilidad.

En segundo lugar, me gusta la comida española. Los restaurantes tienen platos típicos de la provincia. Es interesante poder saber la especialidad de cada región. También, pienso que hay un sistema maravilloso en España: los bares, tiene tapas y pinchos. Por ejemplo, uno tiene mariscos, otro tiene solamente lomo de cerdo, si quiere tomar la costilla hay más tiendas. Por eso, durante la noche, mucha gente pasea por la calle.

En tercer lugar , soy aficionada a ver los monumentos históricos. Por ejemplo, la muralla, la puerta, el puente romano, el acueducto, la iglesia y la arquitectura árabe. En España, en muchos lugares, están muy bien conservados y me ayudan a imaginar la vida de cada época. Además, lo que me sorprendió es que muchos de ellos son todavía usados en el momento actual. Es realmente increíble que podamos usar un edificio más de 15 siglos.

Después de todo, lo que más me gusta de España es poder estar en un lugar histórico con los monumentos, imaginando la vida de aquel tiempo, tomando los pinchos con un vaso de vino en un bar que está cerca de la muralla. Algunas veces, me vuelvo a recordar qué es importante de nuestra vida actual

Un naufragio, trescientos abrazos y un reloj

En 2018, España y Japón celebran el 150 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas. En entradas anteriores, ya hemos tratado de los orígenes de estas relaciones. Incluso mencionamos de pasada un accidente, más concretamente un naufragio, en el que nos centraremos hoy.

Corría el año 1603 cuando,  tras un periodo de guerra civil en Japón, Ieyasu Tokugawa unificó Japón y trasladó la capital del país a Edo (actual Tokio), dando así nombre a un periodo que duraría más de dos siglos.

En aquella época, el imperio español poseía importantes bases en Filipinas, siendo la de Manila una de las más conocidas. Por esta razón, era frecuente el tránsito de barcos españoles por los mares de Asia. Así, en 1609 tres galeones con los nombres de San Francisco, Santa Ana y San Antonio salieron desde las islas Filipinas rumbo a Nueva España (actual México).

Debido al mal tiempo, el San Francisco tuvo que separarse de los dos anteriores, con la mala suerte de que el 30 de septiembre, tras fuertes tormentas, el galeón acabo naufragando cerca de la costa de Kanto, concretamente en la costa de Iwawada, situada en Onjuku, un pueblo costero de la prefectura de Chiba.

De las 373 personas que viajaban a bordo del barco, 56 murieron. Sin embargo, los otros 317 tripulantes fueron rescatados y atendidos por los 300 aldeanos de Iwawada. Las «ama» de la localidad (mujeres pescadoras buceadoras) rescataron a estos supervivientes que, debido a la baja temperatura del agua y probablemente al estrés de la situación, estaban temblando.  Según algunas fuentes, ellas fueron las que salvaron realmente a los náufragos, dándoles calor y protección con su piel desnuda. De ahí que a este episodio se le haya denominado, en ocasiones, como «el naufragio de los abrazos».

Después de tan terrible accidente, a los náufragos se les permitió vivir en el templo de Omiya, cercano al pueblo de Iwawada, donde pasaron los siguientes 37 días. Pasado este tiempo, Rodrigo de Vivero, exgobernador de Filipinas y pasajero en el barco siniestrado, recibió permiso para visitar al shogun, Hidetada Tokugawa, en Edo, y tras él a su padre, Ieyasu Tokugawa, en Sunpu. Por esta razón, Don Rodrigo decidió quedarse en Japón y no proseguir su viaje hacia Nueva España en el galeón Santa Ana.

En su reunión con el shogun, se discutieron varios asuntos de diplomacia. Don Rodrigo solicitó protección y libertad para los religiosos cristianos presentes en Japón, reiteró la necesidad de mantener y fomentar la amistad entre el rey de España y el rey de Japón y, en tercer lugar, pidió al shogun que expulsara a los holandeses, enemigos en ese momento de la corona española, de Japón.

El mandatario japonés accedería a cumplir las dos primeras peticiones. Sin embargo, no aceptó el tercer punto, dado que ya tenía un acuerdo previo con los holandeses. Después, ofreció una nave a Rodrigo de Vivero para que este pudiera continuar su viaje hacia Nueva España, con la única petición de que trajera mercaderes para abrir una ruta comercial entre los dos países.

Rodrigo de Vivero aceptó el navío que se le ofrecía con la condición de que estuviera listo en un año, comenzando así una actividad negociadora que derivaría en nuevas relaciones entre España y Japón.

Así pues, acompañado por 23 representantes japoneses y el padre franciscano Alonso Muñoz, Rodrigo de Vivero zarpó de la costa de japón en el galeón San Buenaventura en agosto de 1610 y llegó a Nueva España (México) a finales de octubre. Esta expedición sería la predecesora de la que en 1614 recalaría  en Coria del Río, un tema del que hemos hablado en una entrada anterior.

Rodrigo de Vivero se quedaría en Nueva España, pero Alonso Muñoz continuó su viaje hacia la corte en Madrid, comenzando así una serie de intercambios entre estos dos países.

Al ser informado el rey español, Felipe III, de cómo habían sido tratados los náufragos españoles por el pueblo y las autoridades japonesas, el monarca envió un barco de regreso a Japón, comandado por Sebastián Vizcaíno, a quien la posteridad consideraría como el primer embajador español en Japón.

En 1611, la embajada española llegaba a las costas de Uraga. A través de Sebastián Vizcaíno, el rey español enviaba varios regalos a Ieyasu Tokugawa. De todos ellos, el más famoso hasta nuestros días es el que se considera como el primer reloj mecánico de Japón, que se conserva en el santuario sintoísta Kunozan, a unos 170 kilómetros de Tokio. Un reloj fabricado por Hans de Evalo, relojero del rey español, en el año 1581.

Para profundizar en la historia del naufragio del galeón San Francisco, merece la pena ver el documental Del naufragio a la amistad realizado por Gonzalo Robledo, disponible en la biblioteca del Instituto Cervantes de Tokio.

Texto: Juan Manuel Gago Braulio.

De Japón a España pasando por Acapulco: Breve relato de los orígenes de las relaciones entre España y Japón. Parte 1.

Hasekura orando, tras su conversión al cristianismo en Madrid en 1615.Durante 2018, España y Japón celebran el 150 Aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas. Unas relaciones que se remontan a 1868, año en el que se firmó el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre ambos países. Sin embargo, la primera embajada japonesa que llegó a España lo hizo mucho antes. Su peripecia se remonta al año 1614, hace algo más de 400 años.

En aquellos no tan lejanos tiempos, los cambios internos que estaba viviendo Japón, el incremento de los intercambios comerciales en el océano Pacífico y los intentos de evangelización cristiana en Japón, invitaban a realizar este tipo de aventuras. Un contexto que, en parte, quedó reflejado en la película Silencio de Martin Scorsese, aunque en esta ocasión los protagonistas fuesen dos jesuitas portugueses.

A comienzos del siglo XVII, Tokugawa Ieyasu ponía fin a años de enfrentamientos entre los diferentes daimyos japoneses, constituyendo un régimen de tipo feudal. Por aquel entonces, el imperio español tenía una importante base comercial en Manila (Filipinas), cuyas corrientes marítimas obligaban a las naves a pasar junto a Japón en los trayectos de vuelta a Nueva España (México). De hecho, en 1609, cuando el Gobernador interino de Filipinas, Don Rodrigo Vivero y Velasco, regresaba desde Manila hacia México, naufragó en la costa de Onjuku. (¿Has oído hablar alguna vez del naufragio de los abrazos?)

Este incidente supuso una oportunidad para entablar relaciones comerciales entre Tokugawa Ieyasu, su hijo Hidetada y el Bákufu (gobierno o administración) con el Virreinato de Nueva España, a través de Don Rodrigo. Ya en esta primera ocasión, fue un franciscano que se encontraba en Japón, fray Luis Sotelo, quién sirvió de intérprete para las negociaciones.

Al mismo tiempo, España preparaba una expedición por orden del Rey Felipe III con la intención de descubrir las legendarias islas de oro y plata al este de Japón. Para ello, el virrey de México enviaba al general Sebastián Vizcaíno, que llegaría a la corte de Edo en 1611. Nuevamente, fue fray Luis Sotelo el intérprete de este encuentro.

Es en este momento cuando se pone en marcha el proyecto de llevar una embajada japonesa hasta Nueva España, España e Italia, con los objetivos de negociar con el propio monarca español los términos de un tratado comercial y, por otro lado, de solicitar al Papa de Roma más apoyo para las misiones evangelizadoras en Japón, aunque este último punto, según los historiadores, parecía responder más a las demandas de fray Sotelo, que a un verdadero interés por parte japonesa.

Tokugawa Ieyasu delegó el comando de esta misión en Date Masumune, señor del feudo norteño de Oshû, que se encargaría de construir la nave para llegar hasta Nueva España y elegiría al samurái Hasekura Rokuyemon Tsunenaga como embajador de la misión. Casualmente, el barco del general Sebastián Vizcaíno, enviado, como decíamos antes, por Felipe III, había sufrido graves daños durante sus viajes de exploración por el archipiélago japonés, por lo que el general tuvo que acceder a colaborar con el proyecto para poder regresar a Nueva España.

Dos años más tarde, en octubre de 1613, el samurái Hasekura Rokuyemon Tsunenaga junto a su comitiva, formada por unos 150 comerciantes japoneses y su traductor, fray Luis Sotelo, y el general Vizcaíno con su tripulación, zarparon rumbo a Acapulco, ciudad a la que arribaron en enero de 1614. Allí, la comitiva japonesa protagonizó, según las crónicas, una considerable trifulca con los españoles que se encontraron, viéndose obligado a intervenir el propio alcalde mayor de la ciudad.

Poco después, a su llegada a la ciudad de México, tendrían que exponer ante el virrey, el arzobispo de México y la Inquisición, los motivos de su viaje hasta España. Tras un tiempo, se les concedió el permiso solicitado para viajar. Así, el samurái Hasekura Rokuyemon Nagatsune, fray Luis Sotelo y 30 hombres más, embarcaron por fin rumbo a España desde el puerto de Veracruz. El resto de la comitiva volvió a Acapulco para esperar su regreso…

Lo que sucedió después, lo sabremos en la segunda parte de este relato.

Texto: Hugo Palacín Jordán

Bibliografía consultada

Concurso de minirrelatos Iberia: ¿Qué es lo que más te gusta de España?

El 26 de febrero de 2018 en Área académica, Noticias por | Sin comentarios

Concurso minirelatos Iberia
¿Qué es lo que más te gusta de España?

Iberia_logoInstituto_Cervantes_Logo

Bases (Descarga las bases en formato PDF)

1. Podrán participar en el concurso todos los alumnos y usuarios de la biblioteca del Instituto Cervantes de Tokio, así como los candidatos que se vayan a presentar en la convocatoria de mayo de 2018 de los Diplomas de español DELE, en Japón. Cada participante podrá entregar un solo minirelato.

2. Los minirrelatos no sobrepasarán las 400 palabras (unas 25 líneas en Times New Roman, 12pt). Deberán ser originales e inéditos.

3. Los alumnos podrán escribir sus relatos en español o en japonés.

4. El tema debe estar relacionado con el título del concurso: Qué es lo que más te gusta de España.

5. Para participar, será necesario enviar el texto por correo electrónico a centok@cervantes.es, indicando en el asunto “Concurso de minirelatos Iberia”. En el texto del correo el autor deberá identificarse con su nombre y apellidos, dirección y teléfono, el número del curso en que está matriculado, y nombre de su profesor; con el número de socio de la biblioteca o con el número de inscripción en los DELE. En un documento adjunto se remitirá el texto del mini-relato.

6. La fecha límite para el envío de mini-relatos será el 28 de abril de 2018.

7. Los ganadores se anunciarán el día 25 de mayo de 2018. Ese día se publicarán los mini-relatos ganadores en el blog del Instituto Cervantes de Tokio http://es.palabras.jp/ .

8. El jurado, que estará presidido por el director del Instituto Cervantes (o por la persona en quien delegue) y compuesto por miembros de la plantilla del Instituto Cervantes de Tokio, escogerá al ganador. Se premiará la expresividad, la creatividad y originalidad, así como el valor literario de los mini-relatos.

9. Se establecen los premios siguientes:

Premio al mejor relato en español: un viaje ida y vuelta
Tokio-Madrid.

Premio al mejor relato en japonés: un viaje ida y vuelta
Tokio-Madrid.

La no realización del viaje antes de octubre de 2018 supondrá la pérdida del premio por parte de la persona ganadora.

10. La participación en este concurso implica la total aceptación de las bases y la decisión de la organización, renunciando a cualquier reclamación legal en este sentido.

11. La organización se reserva el derecho a omitir y descalificar del concurso cualquier frase ofensiva, grosera, mal sonante o que pudiera interpretarse a modo de blasfemia.

12. La organización se reserva la facultad de resolver cualquier contingencia no prevista en las bases.

13. La organización se reserva el derecho a editar y/o reproducir total o parcialmente los relatos recibidos.

14. Los ganadores renuncian a reclamar cualquier tipo de remuneración a la organización por el uso de los relatos premiados, siempre y cuando se utilicen para la difusión y promoción.

15. Los premiados deberán ceder los derechos de imagen e identidad para poder ser utilizados en distintos medios de comunicación: Televisión, prensa, radio e Internet.

16. La participación en el concurso, implica la automática aceptación de las bases del concurso.

17. Cláusula de Protección de Datos de Carácter Personal. A los efectos de lo dispuesto en la normativa vigente relativa a la protección de datos de carácter personal los concursantes queda/n informado/s y expresamente consiente/n la incorporación de sus datos a ficheros automatizados existentes o futuros, así como el tratamiento informatizado o no de los mismos con una finalidad comercial, financiera, operativa y estadística, autorizando expresamente al Instituto Cervantes para realizar almacenamiento de datos y estudios de marketing, al objeto de adecuar sus ofertas comerciales a su perfil particular. En este sentido. El Instituto Cervantes garantiza que todos los datos personales contenidos en el presente concurso, serán utilizados con la finalidad, en la forma y con las limitaciones y derechos que se concede en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal. El presente consentimiento se otorga sin perjuicio de todos los derechos que le asisten en virtud de la norma antes citada, y especialmente de la posibilidad de ejercitar gratuitamente los derechos de oposición, acceso e información, rectificación, cancelación de sus datos y revocación de su autorización sin efectos retroactivos, que podrán ser ejercitados, dirigiendo comunicación a IC.

¡Esperamos vuestra participación!

Muchas gracias a la entidad patrocinadora:
IBERIA

Iberia

www.iberia.com/jp

El Instituto Cervantes presentó el pasado 27 de noviembre el anuario “El español en el mundo 2017”

El 6 de diciembre de 2017 en Noticias por | Sin comentarios

572 millones de personas hablan español, cinco millones más que hace un año, y aumentarán a 754 millones a mediados de siglo

portada_anuario_2017Más de 572 millones de personas hablan español en el mundo, de los que 477 son hablantes nativos, cinco millones más que hace un año. A mediados de este siglo, los hispanohablantes serán 754 millones.

El español sigue siendo la segunda lengua materna por número de usuarios, solo superada por el chino mandarín (950 millones). Hoy habla español el 7,8% de la población mundial, un porcentaje que permanecerá inalterado hasta al menos el año 2050, mientras que desciende la proporción de hablantes de chino y de inglés.

Estos son algunos de los datos más relevantes que recoge el anuario «El español en el mundo 2017» del Instituto Cervantes, que el pasado día 27 de noviembre presentaron su director, Juan Manuel Bonet; el director académico, Richard Bueno; el catedrático David Fernández Vítores, y el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas.

«El español en el mundo» es la principal publicación especializada del Cervantes, una obra de referencia para investigadores, filólogos, profesores de español e hispanistas de todo el mundo, que en 2017 cumple 20 años de trayectoria editorial, dado que fue en 1998 cuando se publicó por primera vez.

El Instituto Cervantes publica el anuario en colaboración con la AEBOE (Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado) y, por primera vez en su historia, incluye también una edición digital en EPUB, que está disponible en la biblioteca digital de la institución.

Acceso a la nota de prensa completa.

Texto: Departamento de Prensa del Instituto Cervantes.

España y Japón firman el acuerdo ‘Working Holiday’

El día 5 de abril, los Gobiernos de España y Japón suscribieron el Programa de vacaciones y actividades laborales esporádicas (más conocido como Working Holiday), que entró en vigor el pasado 1 de julio.

¿Qué es el Working Holiday? Se trata de un acuerdo bilateral por el cual se ofrece a los jóvenes unos visados, de expedición gratuita, que les permite disfrutar de una estancia vacacional de un máximo de un año en el país de la otra parte. También tienen la posibilidad de desarrollar actividades laborales, para cubrir los gastos del viaje, sin necesidad de un visado de trabajo y bajo la regulación del país receptor.

No sólo empleo, también se permiten las actividades académicas temporales, las actividades de voluntariado no remuneradas y las prácticas empresariales no remuneradas.


Cabe reiterar que la finalidad principal del viaje será vacacional, por lo que el empleo y todas las demás actividades previstas debe ejercerse de manera esporádica. Además, no se permite la participación en negocios regulados bajo la Ley de Control y Mejora de Negocios de Entretenimiento, es decir, negocios de entretenimiento para adultos, como actividades relativas juegos de azar y apuestas o de contenido sexual.

La finalidad de este programa sería ofrecer a los jóvenes de los países parte la oportunidad de conocer la cultura y la forma de vida del otro país, fomentando así la comprensión mutua y las relaciones entre los dos países. De hecho, el acuerdo fue firmado por el ministro de Relaciones Exteriores, Alfonso Dastis, y su homólogo japonés, Fumio Kishida, con motivo de la primera visita de Estado de los Reyes Felipe VI y Letizia a Japón.

El acuerdo puede consultarse en la Disposición 5115 del BOE, donde se recogen los requisitos para los solicitantes: tener entre 18 y 30 años de edad; tener la intención de permanecer en el otro país con un fin vacacional; tener la intención de abandonar el país de destino al término de la estancia; disponer de fondos suficientes para asumir los gastos durante el inicio de la estancia; poseer billetes de ida y vuelta; contar con un pasaporte válido; no ir acompañado de personas dependientes; no haber obtenido previamente un visado de este tipo; acreditar buena salud con un certificado médico; manifestar la intención de someterse a la regulación del país de destino.

No son requisitos necesariamente altos, pero lo que sí podría suponer un problema es el número máximo de expediciones: aunque se prevé que para España el límite sea de 500 visados anuales, para 2017 el cupo es de 250 visados, de forma que los interesados debería iniciar el procedimiento de tramitación lo antes posible.

Texto: Laura Consuegra

Siete países de la Unión Europea participaron este mes en un simposio sobre arquitectura en Japón

El 24 de julio de 2017 en Cultura, Noticias por | Sin comentarios

Congreso de Arquitectura en Japón_08/07/2017_Fotografía: Instituto Cervantes de TokioLa Universidad de Keio alojó durante el fin de semana del 8 y 9 de julio un simposio y una serie de talleres donde los participantes de siete países europeos y Japón discutieron e intercambiaron ideas sobre la arquitectura y las ciudades del futuro.

El congreso fue organizado por EUNIC Japan (European Union National Institutes for Culture), la Universidad de las Ciencias de Tokio y el Instituto de Investigación Global de la Universidad de Keio (KGRI, por sus siglas en inglés).

El afamado arquitecto japonés y Premio Pritzker Fumihiko Maki ofreció el discurso inaugural del simposio. El congreso se articuló en torno a tres paneles en los que participaron un total de diecisiete arquitectos y se discutieron los aspectos económicos, medioambientales y sociales que definen la arquitectura sostenible y las ciudades inteligentes. Los arquitectos catalanes David Baena y Toni Casamor, directores y cofundadores de BCQ Arquitectos, participaron en uno de estos paneles. Después del simposio se instruyó a los estudiantes para los talleres, cuyos resultados se presentaron al día siguiente.

Esta es la primera vez que ha tenido lugar en Japón una actividad de este tipo, donde arquitectos japoneses se reunieron para compartir ideas sobre la cuestión.

Los grandes desafíos y cambios drásticos que enfrentan hoy las ciudades (como desastres naturales, migraciones, terrorismo), sumados a la necesidad de estar preparados y reaccionar ante lo que podría ocurrir repentinamente, hacen difícil prever la forma que adoptará la arquitectura en el futuro. Sin embargo, es necesario preguntarnos qué modelo de ciudad queremos y ser conscientes de los objetivos que queremos perseguir, sin perder de visa la sostenibilidad y el bienestar.

Temas como el impacto de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 o los efectos de las migraciones en las ciudades europeas fueron discutidos a lo largo de este congreso, cuyo objetivo fue investigar las posibles direcciones que tomarán la arquitectura y las ciudades en nuestro futuro en común.

Reportaje fotográfico del congreso.

Texto: Esther Miranda

EL Centro Cultural Inca Garcilaso de Perú en el Instituto Cervantes

El 17 de mayo de 2017 en Cultura, Noticias por | Sin comentarios

Centro_inca_garcilasoEl Centro Cultural Inca Garcilaso, organismo que promueve la cultura del Perú, abrirá su primera delegación en España en la sede central del Instituto Cervantes, en Madrid. Así se refleja en el acuerdo que firmaron el lunes 3 de marzo en Lima el director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet, y el secretario general del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú, Eric Edgardo Guillermo Anderson Machado.

El Centro Cultural Inca Garcilaso se suma así a otros dos importantes organismos hispanoamericanos que también instalaron sus delegaciones en las dependencias del Instituto Cervantes: el Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM y el Instituto Caro y Cuervo, de Colombia, lo que refuerza el proceso de «iberoamericanización» del organismo español.

Desde la nueva sede, el Inca Garcilaso difundirá sus actividades y trabajará con el Instituto Cervantes en la difusión internacional de la cultura en español. Además, colaborará en la difusión de los Centros Acreditados por la institución española (en la actualidad, 198 repartidos por Europa, América y Asia), el Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE), el SIELE, el AVE y la formación de profesores.

Asimismo, el Inca Garcilaso propondrá la realización de actividades culturales en la red de centros del Instituto Cervantes acerca de la diversidad lingüística de Perú, la implementación del Plan de Política Cultural del Perú en el Exterior, y la difusión y exposición de las expresiones de la cultura peruana y española.

Una versión más completa de este artículo puede consultarse en la página del Departamento de Prensa del Instituto Cervantes.

Juan Manuel Bonet, director del Instituto Cervantes

El 25 de febrero de 2017 en Noticias por | Sin comentarios

toma-posesion-bonet-7El Consejo de Ministros del Gobierno de España nombró el pasado 27 de enero a Juan Manuel Bonet director del Instituto Cervantes.

Juan Manuel Bonet ha avanzado sus primeros objetivos: “reforzar los lazos del Cervantes con todos los agentes de la industria cultural” y consolidar la institución “como un gran espacio de convivencia y libertad, donde ha de practicarse más que nunca el debate plural y el diálogo entre las artes”.

En ese espacio, ha añadido, “han de estar presentes más que nunca, además de los escritores de nuestro tiempo, el resto de los creadores e intérpretes en los ámbitos de las artes plásticas –incluidas la fotografía y el vídeo–, del teatro, del cine, de la música, de la danza, sin olvidar la cultura digital, la ciencia o la gastronomía”.

Tras reconocer que es un “inmenso honor” ser designado director del Instituto Cervantes, “casa común de todos los que hablamos, escribimos y creamos en español, una lengua en imparable expansión”, Juan Manuel Bonet ha destacado el protagonismo que tiene y tendrá la América hispanohablante.

“El continente americano, en el que nuestro idioma se habla de tantas maneras, ha contribuido decisivamente a la modernidad literaria y artística”, ha afirmado, para recordar además la gran aportación que realizaron los exiliados españoles en México, Argentina y otros países a la cultura de ese continente en los más diversos ámbitos.

Juan Manuel Bonet ha defendido igualmente la contribución del Instituto Cervantes a la difusión y enseñanza de las lenguas cooficiales, así como de la cultura catalana, vasca y gallega.

Una versión más completa de este artículo está disponible en la página electrónica de la sede central del Instituto Cervantes en España.

Información elaborada por el Departamento de Prensa del Instituto Cervantes.

© Instituto Cervantes 1997-2018. Reservados todos los derechos. bibtok@cervantes.es